martes, mayo 30, 2006

La nueva vida [POE]



"Dile que estoy marcada
por su coraje
dile que ella se fue de viaje
con mi arado"

Valentina - Carlos López



Te arrancaron de mi vientre
Valentina
Y es un decir

Ya que no hay más nada que decir



Haré para ti un refugio
Unas palabras correctas
Una vida de ensueño
Así como una vida
Un sueño

Porque no hay más nada que hacer


Y sabremos -con el tiempo-
Que ha nacido la mujer
La niña del tiempo
Valentina
Voluntaria confesa de la vida
Militante constante de la lucha
Contra la desdicha
La vejez
La rutina
Los días
Los años
La vida

La nueva vida.

miércoles, mayo 24, 2006

V de Venganza [OPN]


Utopías - Frank Delgado

"Al menos dame utopías
pasame tus causas perdidas
y como algo vital
salvame de vez en cuando
de mi soledad"



Buenísima la Película, tarde en verla pero valió la pena, aunque hasta ahora me reprocho el no haberla visto en el cine. Nota mental: Ir más seguido al cine, que cualquier rato te sacan la peli para poner cualquier cosa (Misión Imposible, en este caso).

Total la película me conmovió hasta el último de mis sentidos. La actuación es buenísima, la música también: notable. Sin embargo la historia, mas allá de la fantasía cala hondo en el ser humano, en el ser político. A pesar, claro, de que la fantasía de la historia es tan real, que eriza los pelos. (Eso es otro asunto, hoy leí un artículo en una revista de literatura: Alejandría y otra situación ficticia que colindaba con la realidad me estremeció a tal punto, de que creo que por primera vez en mi vida, le tuve miedo al futuro, pero como digo, asunto aparte y además pendiente)


Aún tengo la película estancada en la garganta y en las manos, sabrán disculpar. Me quedo con la frase que dice V: No son los pueblos los que tienen que tener miedo de los gobernantes, sino los gobernantes deben tener miedo de los pueblos.

Toda la pelicula se desarrolla en uno de los espacios más queridos y personales que tenemos todos nosotros, a veces de forma colectiva, otras veces de forma individual: La utopía. Que rebelde y desafiante se libra en las vidas contra la historia misma de los pueblos y que reclama cada día con más fuerza, que no olvidemos.

Pd. El tema mediático en la película es otro asunto, pero no puedo con él, duele ver la realidad de forma tan grosera y llevada a tal extremo. Realidad, no verdad.

!Erosiónate Democracia! [ART]


Vaya anhelo! Cualquiera pensaría que de forma provocativa una baja las manos ante la sentencia del presidente de los Estados Unidos, cuando al comenzar la semana expresó su preocupación por la erosión de la democracia en Bolivia. Pero no esto no va así, es en cambio una maximización de las palabras vertidas por este señor a favor de la (ojalá las) democracia emergente en nuestro país.

Pobre Bush, como dice el refrán: las cosas a tomarlas de quien viene. No es precisamente el más indicado para hablarnos de democracia y ya que lo hizó veamos a que democracia se refiere. Por supuesto que habla de una democracia liberal representativa, que en más de un país de occidente se ha erosionado hace tiempo. La diferencia. Sin que se pueda ver más allá a través de esa erosión.

En cambio en Bolivia, emerge desde hace un par de años –producto de la demanda social- una suerte de democracia participativa la cual, independientemente de los instrumentos legales que la sustentan, flota en el aire. Es decir se establece como parte del imaginario colectivo nacional y se siente cada día en la mesa del almuerzo. Eso es, sin duda, invaluable.

Porque además nos hemos rehusado a seguir pensando “en chiquito” aquello que reducir la democracia al voto, como dirían en una conversación Arundhati Roy y Eduardo Galeano:

- La democracia se volvió simplemente la ceremonia de la democracia
- Como una misa sin Dios

Encima, y pa rematar, muy a su estilo el Sr. Bush menciona que el respeto a los derechos humanos y el derecho a la propiedad son imprescindibles para que en cualquier país haya paz y prosperidad. Lo mismo, cuestión de interpretación.
Paz=Silenciamiento de demandas y de ideas.
Prosperidad=Beh, ya sabemos para quiénes.
Por eso la idea básica de ver a las palabras “Derechos Humanos” y “Derecho a la Propiedad” estéticamente no cuadra, éticamente, peor. Aunque bueno, siempre hay imaginarios (imaginaciones) pequeñas y limitadas, la del Sr. Bush en este caso. Sin comentarios, más que nunca creo que preferimos los izquierdos humanos.

Por último, y a no dudarlo, como dice Boaventura de Sousa: ¿Queremos una alternativa a la democracia? No, lo que queremos es una democracia alternativa

Por eso mismo, reitero la sentencia. Con sus “interpretaciones”, por supuesto.

Democracia Erosiónate! Déjanos ver que hay más allá de tu monolítica y hegemónica presencia, que acá –y desde hace un tiempo- se ve a través de tus desgastes un rayito de luz al fondo. Tiene forma de democracia participativa

martes, mayo 23, 2006

El Código Da Vinci [OPN]


Realmente este post va dedicado al esfuerzo de haber conseguido entradas para ver dicha película en día lunes! (cine repleto) pero bueno la fui a ver – ante todo pronóstico- y para ser sinceros esperaba mucho menos de la película. Pero la verdad es que refleja el libro tal cuál – aunque la película es harto larga para tanto resumen-. En términos técnicos hay algunas imágenes bastante bien logradas, pero se quedan como eso: imágenes, y aunque las actuaciones no son malas, la actuación de Paul Bettany (Silas) es notable. Algo que es exclusivo de la película es esa suerte de "redención" a la iglesia católica y al Opus Dei en alguna frase al medio y en el discurso final, que para mi gusto estaban demás. Ahí lo dejaré, pues ya el libro me había parecido malísimo, sostengo que el final es terrible: no puedo con él y lo mismo se transmite a la pantalla, por supuesto. Además sigo creyendo que una versión “Billiken” de un asunto que trae tanta historia no debe, ni tiene por que convencerme, eso también se transmite en la pantalla. Total, para mi suerte el libro y la película ya son historia.

En nombre de la Tierra - Vergílio Ferreira [OPN]


Te perdono - Noel Nicola (cantada por Myriam Quiñonez)

"Lo que no te perdono
es haberme besado
con tanta alevosía
tengo testigos:
un perro
la madrugada
el frío.
Y eso si,
que no te lo perdono
pues si te lo perdono
seguro que lo olvido"




Por último – y para terminar con esta suerte de homenaje a Ferreira- debo. DEBO. Referirme al “En nombre de la Tierra”, que como reza la descripción del mismo texto es un libro lúcido y terrible sobre la vejez, el amor vivido en términos absolutos y la capacidad de la palabra para crear. En el que retrata a través de los recuerdos de un hombre anciano recluido en un asilo toda una vida de amores, todo un pasado de familia y de, vamos, esas cosas que si son trascendentales. El autor se empeña durante toda la obra en: Recuperar lo imposible de cuando amó y no de cuando el amor se hizo posible. Recurre, como es el estilo de Ferreira, el espacio infinito y totalmente poderoso del recuerdo en el que el anciano –al que incluso recurre dentro de lo que va recordando, no solamente para hacerlo- convoca a la mujer amada: Me gustaría tanto verte. En cualquier edad de la vida, que estarías en todas, porque en todas tengo necesidad de amarte. Pues sabe bien que la felicidad no es lo que nos pasa, sino lo que pasa en nosotros por ese pasar.

En las interminables/infernales noches que pasan en el asilo nuestro hombre cuenta una máxima, que probablemente es la que mejor resume el libro, dice: El amor es eso, querida, acumular al principio para poder ir gastando durante el resto de la vida. El uso de esos restos compone en su totalidad la novela. Un libro en el que uno se reconoce, pues – y redundando- los recuerdos los tenemos todos, esos morrales de imágenes, palabras, lugares, olores y personas que nadie más que nosotros conserva, son – aunque no los veamos- la constantes diaria (cuál motor). Después de todo: Se está bien allí, en el recuerdo.
(Los textos en cursivas son del libro "En el nombre de la Tierra" y la cancioncita la pusé por aquello del recuerdo, del perdonar y olvidar y del no querer hacerlo)

jueves, mayo 18, 2006

Para Siempre - Vergilío Ferreira [OPN]


El Tercer Deseo - Augusto Blanca (cantada por Silvio Rodríguez)

"Voy a irte a buscar ahí
a acampar para siempre en ti
y esta vez no habrá fuerza posible
capaz de evitar este encuentro
que presentí

Voy a irte a buscar, ahí
hace un siglo te conocí
y esta vez no te vas a esfumar
la marea te trajo por fin
hasta mi...país"


El siguiente libro que quiero compartir de Ferreira es uno de los más importantes en su obra, se llama Para Siempre, la primera edición es de 1994. A pesar de que en “En el nombre de la tierra” – que es anterior- el autor se dedica a explorar los sentires del hombre viejo a la espera de la muerte – con la constante del amor-. En el “Para Siempre” explora los sentimientos del mismo hombre, pero en la búsqueda del ser que quiere ser, que es aquel que es cuando ama a esa mujer omnipresente en sus escritos. Y logra a través del recuerdo, como única e inexorable herramienta: ser, permanecer, volver a ser y jugar a la eternidad así se viva encerrado en los límites de la vida actual. Un libro en el que es fácil reconocerse, pues, recuerdos, casi recuerdos y no recuerdos tenemos todos.

Las escenas que brinda este texto son fabulosas, la del viejo hombre recorriendo el libro de su vida, persiguiendo al chiquillo que fue, buscando a la mujer que sabe que ama toda la vida –incluso desde su juventud-, con ya todas las respuestas del re-pasar por ese camino. En el sentido literario es quizá uno de sus trabajos (que yo haya leído) más sencillos, pero infaltable ya que se puede reconocer en este libro al personaje de “En el nombre de la tierra” revivido, reviviendo.

Explorando una vida a lo ancho y no a lo largo, a sabiendas de que lo que ocurre en ella, no es lo que ocurre en ella, sino la cantidad de nosotros que ocurren en ese ocurrir y cuando ese ocurrir sucede, reconocer en la más profunda intimidad el hecho de no saber fingir que amo poco, cuando todo esta amando en mí. Todo con la esperanza de recuperar la vida desde donde murió. Prolongar hacia el futuro que no hay, el pasado que ya hubo. En resumen, la vida y la muerte.

(Todas las citas en cursivas, pertenecen al libro “Para Siempre”)

El Orador Oportuno [ART]



La faceta del presidente Evo Morales como orador, ha ido afinándose lentamente, a la par que su aparato gubernamental y es que el anterior lunes se ha mostrado al mundo un presidente indígena tan lúcido, tan cabal, tan respetuoso, que a cualquiera que antes había pensado que indígena era sinónimo de ignorancia o que Evo Morales era solamente una chompa rayada se ha debido quedar unos buenos pasos mas afuera de sus prejuicios y estereotipos, además que lo ha debido hacer en silencio.

Independientemente del brillante discurso del día lunes, han quedado impresas en el imaginario nacional algunas acciones europeas que dejan mucho que desear…Comenzando y terminando por la salida (simulación de dignidad intacta) del recalcitrante PPE (Partido Popular Europeo), todo esto claro, previo pedido de sacar una resolución de urgencia contra las nacionalizaciones el 18 de mayo, o previo al pedido (totalmente anacrónico) del anterior jueves de cancelar la invitación al presidente Morales por su “falta de oportunidad política”…¿Falta de oportunidad política?...¡Falta de oportunidad política!...cuando aprovechamos la oportunidad política para hacer algo que se debía hacer hace años!

Es que claro Evo Morales está bien para la foto y es “oportunamente político” cuando es ícono de cambio social, cuando es ícono de mayoría en democracia representativa, cuando el modelo hegemónico y capitalista puede dar a luz al hijo pródigo del corazón de América y claro! Eso solo podía pasar en democracia, por eso es bueno. Pero cuando el presidente se enfrenta desde el vientre del dragón al sistema que mal pensamos lo llevo a la presidencia, cuando enfrenta a una comunidad europea de frente para decirles que la historia no olvida, cuando –parafraseándolo- para repartir riqueza: la nacionalizamos, habría que pensar en cuán oportuno políticamente es Morales para la foto, para el titular.

Y encima lo llaman pirata! (Carlos Iturgaiz) realmente que rápido pasó el tiempo... tanto que Morales poco a poco ya no es tan oportuno en el exterior. Las imágenes (aunque a veces lo hagan) por lo menos no mienten, a mi la retirada del PPE el lunes me sonó a chiquito que pierde el partido de fútbol con sus amiguitos. La diferencia, que esta vez no se pudo llevar la pelota.

Aparición - Vergílio Ferreira [OPN]



(Fado Quimera - Misia)
"Yo quise la muerte de la vida en un sueño
Yo que quise la suerte de morir de un tiro.
Yo quise gritar para ti durante un sueño
Yo que quise al recordar dormir contigo.
Mas todo lo que hice fué muy poco.
Entonces estaba solo, con mi cuerpo"



Vergílio Ferreira es, sin duda, uno de mis autores favoritos. De esas letras que buscan ojos y que por alineación cósmica los encuentran. Sus textos llegaron a mi como un regalo de alguien que no sabía ni siquiera lo que estaba regalando. He revisado varios de ellos, sin embargo, tres son los que más me han marcado. De forma abrumadora “En nombre de la Tierra” sin embargo en el texto de la foto: “Aparição” se rescata la faceta primigenia del autor, aquello donde todo comienza para la cuestión de entrega personal al otro que trata en sus libros posteriores. Por eso la importancia de este libro cuya primera edición es de 1984. El asunto de todo el libro es el problema del existencialismo resumido en algo así como el “aparezco, luego existo”.

En forma de novela se nos presenta la disyuntiva de un profesor que encuentra a través de su alumno más relegado socialmente, las respuestas que tanto buscó durante toda su vida. En el medio, claro, una mujer, la cuál lo lleva a encontrarse en la soledad absoluta y verse a un espejo y entender que ahí ve una “aparición” pues a pesar de ser él el ser reflejado, le parece un desconocido, ya que alcanza a verse a uno mismo en su esencia mayor como objetivo máximo en la vida, dice pues: Sumergidos en el silencio nocturno sentíamos no existir. Lo que existe es como el absoluto del mundo, la presencia aguda de las cosas. El universo aguarda la llegada del primer hombre. Y, de pronto, gritamos: “Estoy vivo. SOY” y hablamos con nosotros, nos hacemos preguntas. Entonces nos sube a la garganta una sorpresa de terror: ¿Quién soy yo? ¿Quién está aquí conmigo? Da vértigo. Es como si nos apareciese un fantasma y estuviese dentro de nosotros y fuese alguien más y viese por medio de nuestros ojos y hablase por nuestra boca. Únicamente los locos hablan solos, porque no tienen miedo. El mundo para ellos no existe, solo existe su locura. Por eso nosotros, si hablamos, nos sentimos locos, separados súbitamente del mundo. Lo que existe entonces no es la habitación donde estamos, los libros, la noche; lo que existe es ese volcán brutal que sale de nosotros, el chorro del dios que nos habita, esta monstruosidad interior que nos adormecía.

Por aquellos miedos/certezas, este libro como introducción es un gusto aparte para conocer al buen Vergílio, pues – y convocándolo nuevamente- este libro es un simple alegato del espantoso milagro de estar vivo y el increíble absurdo de la muerte.
(Todos los textos en cursiva son del libro "Aparición", excepto este, este salió así nomás porque si)

jueves, mayo 11, 2006

Renacer [POE]


"Y renazco del asco. Se acabó el lodo del odio"


A pesar de los mares abiertos
Las montañas quebradas
Y los ríos hundidos

De la muerte muerta
De la lágrima llorando

Y aunque a veces lo olvide
-o lo niegue-
Parece que siempre soy la misma caraluna
Que mastica los sueños
Y se bebe la vida

La misma mujer-esperanza
Que se quema cada día
De tanto brindar las heridas

La inmediática reacción de los 100 días [ART]


La Censura no Existe - Juan Carlos Baglietto

Y a los 100 días…¡Voila! La inmediática reacción se materializó, coincidiendo (casi, casi) con el día del periodista. Casualidad? Causalidad? Inevitablemente llama a uno la atención las opiniones vertidas por algunos columnistas y medios de comunicación respecto a la gestión gubernamental de Evo Morales. Y es que el mismo Humberto Vacaflor menciona que es complicado para una columna dedicada a criticar evaluar la gestión del presidente y no mencionar lo bueno de esta (que es lo más). Incluso algunos han decidido hacer una tregua a los 100 días y por “nobleza obligada” cerrar algunas fisuras. Aunque claro, y a no dudarlo, desde Chuquisaca: picante como siempre. Como sea parece que la “línea editorial” implícita en los MCS, esa de dar palo a todo y todos, ha entrado en tregua justo a los 100 días. Y es que, innegablemente, los motivos no son pocos.

Todo el tiempo la misma pugna de poder, la política y los medios. En todo caso, y al menos, a los parlamentarios los podemos escoger pero no escogemos a los periodistas o presentadores.

Entonces repienso y creo, cada año con más firmeza, que estos días del periodista deberían ser días de recogimiento personal, de renovación de compromiso, días de refrescar la responsabilidad, pues cada día nos convencemos más de que los medios hacen y deshacen hechos, sociedades, circunstancias. Y que se ejerza el derecho a la libre expresión cada día de forma más sincera y menos destructiva. Tal vez así los lectores no sintamos el deber de sorprendernos cada vez que percibamos en la noticia un airecito de construir país y no de destruirlo. Y estemos (por nuestras propias acciones) más lejos cada día de cantar a la par del buen Baglietto:

La censura no existe mi amor
La censura no existe mi
La censura no existe
La censura no
La censura
La
.

viernes, mayo 05, 2006

El estado valiente – Apología de una Nacionalización [ART]


Resulta ahora que Fukuyama luego de haber emitido una sentencia tan irresponsable y anacrónica como el del fin de la historia y el último hombre, habría reivindicado su pensamiento para decir que el nuevo orden en el siglo XXI es el retorno del estado a la economía. (¡¡¡¡!!!!)

Y es que el estado se ha vestido de muchas formas durante el anterior siglo y el comienzo de este, especialmente en nuestro país. Ese valiente del que todos esperan mucho (a veces todo) se ha portado irreverente y terco al no querer abandonarse a las garras del capitalismo y del mercado, haciendo (no siempre con resultados positivos) una batalla al modelo imperante, guerreando para no convertirse en instrumento del mercado y de las grandes empresas dominantes. Pues aunque el mentado señor Fukuyama diga que es posible el retorno del estado a la economía, ese necio y valiente, así sea en forma de resistencia (noble y revolucionaria forma de estar y ser) ha estado siempre – y no tiene porque “retornar” -. Ha batallado día a día con y contra la economía de mercado (nuevamente, no siempre con resultados positivos) que anula, divide y solamente se favorece de este y de todos los estados que no se adecuen a los canones culturales y sociales hegemónicos.

Pero el valiente ha regresado, como instrumento de mayorías, con escudos de dignificación, de forma propositiva y presentando alternativas a la palestra del mundo. Haciéndoles saber al continente y a todos, que aún se puede esperar mucho más de él, pues está de vuelta, instrumentos en mano, con más fuerza y legitimidad que nunca. Será momento, pues, de considerar al estado como menciona Boaventura de Sousa- como el campo de lucha entre los que quieren hacer de él un instrumento de las multinacionales y los que pugnan por ganarlo como instrumento de la mayoría.

jueves, mayo 04, 2006

Cuáles son las elecciones en Perú? [ART]


No sea ingenuo y vaya a responderme las que pasaron y las que afrontaremos en unas semanas más. No. No es ningún secreto que los pueblos peruano y boliviano somos pueblos (fronteriza y culturalmente) hermanos, por eso es que inevitablemente a uno le dan rabia estos días en que dicho país no tiene elecciones, y aunque parezca, se diga, que las tuvo y que las volverá a tener, la verdad es que el Perú no tiene elecciones.

Y me da bronca porque a pesar de haber estado siguiendo las campañas de prestigio y de desprestigio de Humala y de García, a pesar de haber vivido a la par del gobierno de Paz Zamora el gobierno de Alan García y de haber tenido que escapar de una plaza de Arequipa por un atentado de la familia Humala el año 2005, hay ratitos en que me siento y no entiendo muy bien que paso. Porque un pueblo tan similar al nuestro, un pueblo tan inherentemente latinoamericano, no ha podido –de forma interna- generar una opción razonable con los vientos de cambio que soplan en el continente.

Y eso no es lo peor de la cosa, no. El asunto es mucho peor, en un lado de la balanza un ex militar retirado del ejército quién con argumentos antisubversivos materializó la desaparición de alrededor de 70 personas. Por el otro un ex mandatario bajo cuyo mandato se realizaron espeluznantes matanzas y represiones. El primero con discursos fascistoides el segundo con pretensiones antisistémicas – mas de lo mismo-.

Pero además volteando la cara a la primera vuelta del sufragio, queda en la posición tercera la señora Lourdes Flores que representa a la extrema derecha. Que fue lo que pasó entonces con la izquierda peruana, que se encuentra hoy totalmente incapacitada de ofrecer a una nación una opción coherente, moderna, socialista, y ausente de obscuros pasados? O será que Sendero Luminoso con su terrorismo y su vendida ideología daño de forma irreparable la izquierda peruana?

En todo caso, y para desgracia del pueblo peruano. Podrán ponerse a pensar en ello los próximos cinco años, ya que es un hecho que en el Perú no va a pasar absolutamente nada, el status quo intacto; pues el que vaya a sentarse en la silla presidencial próximamente tendrá que –inevitablemente- convivir con el fantasma histórico de la represión y la violencia.

miércoles, mayo 03, 2006

Di cosas cosas bien [OPN]


Canción de Alicia en el País - Seru Girán

"Quien sabe Alicia este país, no estuvo hecho porque si. Te vas a ir, vas a salir. Pero te quedas. ¿Donde más vas a ir?"


Una realidad cotidiana a la velocidad de la luz, cámara, acción. Una constante valoración a la gente “bien” por encima de la gente “de bien”. Un ascenso de status, un espacio en la colectividad, un rinconcito aunque sea de “cola de ratón” en algún pequeño recoveco de la dinámica social capitalista, mediática y cada vez menos humana.

Eso es lo que nos parece decir la obra escrita y dirigida por Eduardo Calla: Di cosas cosas bien (Oh! My country es trés jolie), la misma que “rompió taquilla” los días: viernes, sábado, domingo en el teatro municipal de la ciudad de La Paz. La obra está compuesta por varias imágenes, varias situaciones en las que casi casi hay que cerrar los ojos y taparse los oídos para tomar un respiro de ellas. Pues uno como espectador se siente agredido, nauseabundo, bufón de la tragicomédica situación que pasa Alicia – en el país de las porquerías – en la espera de Felipe, en la espera de algo. En el fondo de la nada. Sin embargo nadie se da cuenta de ello y todos conscientes de que la dinámica social de una “buena vecindad” no puede detenerse – porque no vaya a ser que se digan cosas – siguen agobiándola con su ayuda, sus frases bonitas, sus actitudes solidarias, sus buenas intenciones, su vacío compartido.

La obra va mucho más allá, puede –sin duda- desembocar en un sinfín de reflexiones. Lo que si no puede, es permitir que uno salga de la misma sin nada entre las manos. Se me viene a la mente esta reflexión de Juan Carlos Monedero a partir de un texto de Boaventura de Sousa:
Esta ausencia de problematización de aquellos aspectos que solo pueden solucionarse desde otra lógica contrasta con la creciente transformación del conocimiento en un “recetario” para uso fácil e inmediato. Detrás está la conversión de los ciudadanos en “consumidores” (de ocio, de bienes, de universidad, de sanidad, de trascendencia) a los que lo único que se les pide es que, desde esa lógica individual consumista, compren sus propias soluciones. Esta es una de las vías que conducen a la indolencia general. No ha de extrañar la creciente e imparable oferta de libros de autoayuda en las librerías de todo el mundo. Y como en un grandioso oxímoron, la autoayuda se oferta para problemas de estricta génesis colectiva que, por su mismo origen, solo pueden tener solución colectiva.

Uno reconoce en la obra hasta las recetas de bienestar personal (por tanto social) propias y eso genera un estremecimiento individual con cara de incógnita del cuál es muy difícil escapar. Por el otro lado y ya para no enredar mas estos pensamientos que necesitan destilación, la parte técnica es realmente admirable, los textos del Eduardo Calla son geniales, es bueno saber que cada vez se puede esperar más y más de él. tanto en dirección como en dramaturgia. Las actuaciones realmente notables, me quedo con las de la Mariana Vargas, la Patricia García y el Marcelo Sossa, en ese orden. Y la escenografía y el vestuario otro gusto aparte, bien por el Galo Coca.

Además, y ya es suficientemente sabido el teatro te da ese “noseque” que pueden representar solamente las tablas y el trabajo piel a piel, momentos irrepetibles que conviven para siempre, solamente en el imaginario de todos los que ahí fuimos cómplices de ese susurro a gritos, por la existencia, por el vivir.

Concierto Sergio Antezana [OPN]




Bailecito de un tipo que quiere a alguien - Sergio Antezana

El anterior jueves se presentó en el teatro de cámara el cantautor Sergio Antezana. Un teatro de cámara arreglado por algunas pintorescas sillas -cuál espacio íntimo-, una media luz y un público expectante y seguidor, fueron testigos de este concierto que con seguridad dejó a más de un@ con un agradable sabor de boca y la seguridad de que este cantautor hace de sus canciones y sus interpretaciones bases cada vez mas sólidas para su construcción constante como artista.

Y es que Sergio Antezana tiene la virtud de exponer de una forma tan sincera, cotidiana y artística los sentimientos humanos mas complicados y los mas sencillos. Desde su primer disco “Tu sangre triste y obscura” se nota aquello. Sin embargo, creo que en su segunda producción “Sencillo” logra un acercamiento a su público mucho más inmediato y fluído.

Sin duda las partes más lindas del concierto fueron las “compartidas” de escenario, las tres estaban de lujo, el “bailecito de un tipo que quiere a alguien” (que es una de mis favoritas) estaba preciosa en la interpretación de la Tere, quién además – y en palabras del propio Sergio- se las arregla para ponerle su extra “llajwita” al asunto. Por otra parte la interpretación que hizo junto al dúo: Entre dos Aguas, quedó preciosa, puedo decir con seguridad que fué una sorpresa para cualquiera. Y por último el “Antes de Partir” con el René – que lo acompaño en el piano- y al fondo el desarrollo del video de dicha canción, fue también uno de los momento más plenos – de esos que te llevan a otros lugares- del concierto.

Lo rescatable del concierto también fueron las “nuevas” canciones que nos dió a conocer, siempre empapadas de su estilo y de su incomparable voz. Creo, sinceramente, que el gran valor que tiene Sergio Antezana es que aunque (suponiendo una tontería) sometan a uno a una tortura musical de la cotidianidad: escuchar de todo y todos a todo momento, es inevitable – y no creo que haya quién pueda hacerlo- darse cuenta cuando una canción suya comienza. Pues su voz, el contenido de sus canciones, la sinceridad cotidiana con la que las refleja, son sellos inconfundibles de todas ellas y por tanto del trabajo de este cantautor.