martes, julio 25, 2006

Crónica de una democracia secuestrada


Tienes que decidir - Liliana Felipe

"Tienes que decidir como prefieres morir
de hambre natural
de asco terminal
de pago de predial
ahorcada con tu chal
debiendo un dineral
cruzando de ilegal.


Ya nos mataron de tantas maneras
ya nos cansamos de ir al panteon
ya no sabemos si somos civiles
rehenes, vampiros o simples mortales

Pero de tanto morirnos
al menos nos hemos ganado el derecho
de decidir como queremos morir"





( El texto dice: Mire. Doctor. Por más que ya hemos adjudicado la licitación
para la construcción de las urnas eleccionarias, pienso que deberíamos
estudiar esta nueva propuesta)
La caricatura es del Negro Fontanarrosa


¿Tiene usted memoria de largo plazo?

Si la respuesta es sí, entonces: ¿Recuerda usted el panorama electoral en México hace un año?

Un año en el que nos hacen creer que han pasado varias cosas, un año de “batalla electoral” en el que López Obrador tuvo que lidiar cual candidatillo valiente con una poderosa campaña de desprestigio mediática, en la que sustentados en el crecimiento del “eje del mal” empañaron su imagen. Pues se sabía que Obrador iba a dar una dura batalla a los oxidados políticos que gobernaron México durante siempre.

Sin embargo el candidatillo valiente batalló contra algo aún más fuerte y más enraizado en el pueblo mexicano, la desconfianza.

¿Tiene usted memoria de corto plazo?

La constante rehén de años de juego político sufrió un secuestro anunciado el día 2 de julio. Y ante los ojos del mundo!

¿Tiene usted poderes para ver el futuro?

Con un final, la factura la pasará en su momento un actor principal de los gobiernos: la gobernabilidad. Y en ese momento, en ese estallido habrá que ver cuán alta es la cuota a pagar cuando en el punto de partida de esta carrera gubernamental uno de sus componentes (la legitimidad) se encuentra – desde ya- fracturada.

¿Tiene usted esperanza en el futuro?

Con el otro, habrá que proclamar a López Obrador no solo como ganador de las elecciones sino (y de forma simbólica) como el gran curandero (sanador de heridas) de todo un pueblo con respecto a la secuestrada. Y así, tal vez, en México –como López Obrador conmina a los jóvenes constantemente- se practique/reivindique el noble oficio de la política.


Dejar que la mantengan en el secuestro, permitir que las heridas se abran nuevamente, no solo es mezquino e irresponsable, sino con efectos harto imprevisibles. Porque al final de todo, todos estos esfuerzos (demandas de verdad) no son por él, sino por ella.

viernes, julio 21, 2006

Ay de estos días terribles [Video]

"Solo le pido a Dios,
que la guerra no me sea indiferente
es un monstruo grande y pisa fuerte
toda la pobre inocencia de la gente"

Solo le pido a Dios - León Gieco

Pongo a disposición de tod@s ustedes este video que me envió la querida Cheqa...desde Ecuador, como verán ultimamente no hay espacio para voltear la cabeza ante lo que está pasando en el mundo.

Las victímas de la guerra, los mismos de siempre, los nadies y los niños...el video tiene una onda pacifista, que es respetable como punto de vista, aunque prefiero tomarla como denuncia. Hoy en día cualquier denuncia es digna de respeto, porque parece que no solo estamos mas sordos y ciegos cada día, sino también mas mudos. La paradoja de la comunicación, cuando más deberíamos hacerlo.

Realmente no creo que todo sea violencia, como dice el Dr. Dussel, hay aún algunos patriotas que luchan por la vida - que luchan por su vida- y eso es coacción legítima, sin embargo no por tener unas características u otras dejan de pasar...

Densé un tiempito pa ver el video, yo con mi pésima conexión lo vi esta tarde, y como dice el Poperansky: "A veces tiene que dolerte el alma para que te puedas enterar, que hay vida en tus entrañas y no lo puedes negar", y pues si hay vida, debería haber humanidad, aunque a veces lo olvidamos...

Ahí se los dejo, como propuesta, lo importante es no perder los sentidos que nos hacen perder las mentiras que nos dicen cada día en cada lado...lo demás...pasa.

miércoles, julio 19, 2006

Marcelo


Siglo XX - Taller Arawi

"La canción no hace referencia
a Marcelo, precisamente, sin
embargo se sabe que era un
bailador incansable de cuecas,
esta cueca es para tí, Marcelo"

" Vienen todos los que faltan
vienen todos los caidos
los que nunca fueron muertos
los que viven renacidos

Y la luz se hace el tiempo
que remontan los mineros
los obscuros socavones
de la conciencia del pueblo"



"Ningun pueblo logra una verdadera paz si tiene un pasado pendiente"
(De variaciones sobre el olvido - Mario Benedetti)




La mañana amanece urgida
de respirar
de sentir
de empuñar la justicia

Y el viento sopla recuerdos
que cruzan de costado
que sacuden los días
que –a la vez- cantan melodías

Los desvelos reclaman
por la memoria
por la vejez de la historia

Que los puños no se bajen,
que resistan

Que los mausoleos no se callen,
que siempre digan

Que el olvido no nos toque.

Ni nos roce la vida.

lunes, julio 17, 2006

5 certezas y una imagen futbolera (bastante tardíos)



Certeza 1 (del imprescindible alma): Para ser campeón mundialista no basta tener buenos jugadores, grandes directores técnicos, todas las expectativas posibles. Hay que tener, antes y a pesar de todo alma. Como la ecuatoriana o la argentina.

Certeza 2 ( de los sinsabores): La FIFA tiene algo podrido por dentro. No creo, ni voy a creer que hayan existido penales como los cobrados a Australia (contra Italia) o a Portugal (contra Francia), por lo que tampoco he creído en la final de este mundial. Por otra parte, que es eso de otra tarjeta? FIFA concesionaria dirían algunos.

Certeza 3 (de los profesionales en torno al fútbol): Yo o cualquier incauto poco conocedor de este deporte puede relatar un partido 100 veces mejor que el tal Fermín de Unitel.

Certeza 4 (Bienvenidos al mercado): Siento/duelo que el mundial como tal se ha vuelto un producto más, la premisa: todo aquello donde el hombre ponga su corazón, pónganle el precio – antes de que otro lo haga-. Producto, que en nuestro caso, que no consumías de no tener 35 dólares (o tal vez un presidente como el Evo).

Certeza 5 (Donde la era termina): El final de muchos jugadores ha sido marcado por este campeonato mundial, jugadores que todavía tenían como credo las palabras “camiseta” y “balón”: Zidane (con sus peros), Emerson (grande Emerson!), Figo (suspiro portugués) por nombrar a algunos.

Imagen (de ese tilín futbolero egoísta que se aloja en cada uno): Un partido, un campeonato o una camiseta son los lugares más simples, sinceros (y ojalá nuevamente) alcanzables para resistir. Y (como dice Angeles Mastretta) para mirar al país en un espejo y reconocerlo como el único y mejor horizonte que tenemos.

miércoles, julio 12, 2006

Réquiem para una carta [POE]

"Habrá palabras nuevas para la nueva historia
y es preciso encontrarlas antes de que sea tarde"
Nada es lo mismo - Ángel González

Tengo el armario de los días
repleto de palabras gastadas
avasalladas por el tiempo y las circunstancias


Tengo islas e islas de tus palabras
recorridas cien mil veces
retomadas en tormentas de alegría
y en tsunamis de tristezas


Conozco de memoria la estructura de tus ideas
de tus sentimientos


Se que palabra antecede al te quiero
y conozco las palabras que no enviaste
en tus múltiples rabietas


Hoy te pido que me sorprendas
que me regales palabras nuevas
que rompas el ciclo
que escribas la nueva historia


Y que seas tu quien reafirme mis certezas
de que -como escribiste- estas conmigo


Y de que nuestra religión es:
La palabra.

martes, julio 11, 2006

Constituyente vs. Mundial



Frío de julio en la punta de los dedos de los pies, bolero futbolero en la computadora. Susurra: Todo score es volteable. Pienso: parece ser cierto, memoria (de corto plazo). Últimos dos domingos. Veamos:

Hubieron/hubimos quienes antes del 2 de julio lamentábamos un score como este: Constituyente 0 – Mundial 1. Sin embargo (y sobre el tiempo de alargue) la victoria masista consolido un gol anunciado, que todo buen “sangre azul” festejo en sus silencios.

Aunque algunos políticos (monolíticos) y analistas (fatalistas) se resistan y adopten una oxidada actitud bulímica -tragarse todo para vomitarlo- respecto a los resultados. Aunque se empeñen en hacernos creer que la realidad es la verdad. El gol fue dicho, el ganador: el cambio.

Por otro lado, en la misma última semana se vio decaer la razón primitiva del juego de millones -no de dólares-: el corazón. Mientras por estas coordenadas no dejaba de doler el latinoamericano que todos llevamos dentro y los ojos fatigados de millones seguían una final más, que no todos hubiéramos querido ver.

Pienso luego de la resaca futbolera/electoral y concluyo: los resultados no mienten. Constituyente 1 – Mundial 0.

Sin embargo, esta claro que todo score es susceptible a un cambio, en cualquier minuto, lo cuál solo nos demanda mas corazón sobre la pelota y sobre la conciencia.

martes, julio 04, 2006

Lo que queda [POE]


Dale alegría a mi corazón - Fito Páez

"Dale alegría a mi corazón
afuera se irán la pena y el dolor
y ya veras
las sombras que aca estuvieron
no estaran
y ya verás
!bebamos y emborrachemos la ciudad¡"


Solo queda
El verso de esta noche
El verso forzado y necesario
El verso libre, que de libre
Se fue trás de tí a buscarte

Queda el río, la mañana y la noche de verano prometida
La copa de champagne
Los dibujos animados
La película del domingo
Y las peleas solucionables

Queda la promesa de no quedarme contigo toda la vida
De que soluciones tu mi problema de soledad
Así sea por un instante
Queda mi mano ahí pendiente para que la tomes

Solo quedan
Pergaminos y pergaminos de sueños
Que pretendo contarte una tarde lluviosa
Es decir, cuando llueva
Es decir, cuando yo llueva

Quedan cientos de promesas en el velador
Y como mil canciones que pretendo que escuches
Los poemas son mas, con seguridad.

Queda la estrellita de la ventana triste de la casa sola
Que siempre alumbra la parte mas fría de la cama de plaza y media
En la que habitamos el gato y yo.

Y queda – por hoy y siempre-
Mi esperanza
o desesperanza
de que pronto
o tal vez tarde
O quizá nunca

Te cruces en mi camino.
(Y le des alegría a mi corazón)