miércoles, marzo 07, 2007

Entre democracias y ratas

(Estimados lectores, es evidente que he tenido una diarrea de letras en los últimos días, el hecho de haber estado de viaje no quiere decir que haya dejado de escribir y si bien soy partidaria de dejar "oxigenar" los textos por un tiempo, tengo que abrumarlos en esta ocasión, estas fechas dan para hablar de todo. Lean, también, los posts de más abajo, los mismo harán -que de alguna forma- me amen, estos harán -en cambio- que...me lean. Buen provecho, ahora...mátenme.)


(En realidad) nuestra marca es la democracia

Que no se equivoquen los autodenominados auditores/exportadores de la democracia liberal representativa. Que no se equivoquen en sus reiterados juicios acerca de las democracias latinoamericanas. Que no confundan las formas con los fondos. Pero por sobretodo que –y de una buena vez- vean a la democracia a lo ancho, entendiéndola como aquél (anhelado) espacio en donde todo puede suceder.

Resulta que viene a ser la tercera vez que el irreverente corazón del cono sur demuestra una mala conducta en términos de democracia, otra alerta amarilla. Sin olvidar, claro, que los regentes de la misma (y de los derechos humanos) tienen la mira en todo aquél intento alternativo de ejercer poder. Y en realidad el problema no es precisamente el ver o no ver que algunas instituciones democráticas a veces tambalean, el problema es la vara con la que se mide las formas políticas de hacer democracia de nuestras sociedades latinoamericanas. Nuevamente, Estados Unidos sentencia el peligro de la democracia en Bolivia puesto que en la misma se intenta “debilitar a la oposición y eliminar los controles a su autoridad”; la afirmación –lejos siquiera de rozar una realidad nacional- no expresa en si misma nada, no es constructiva, no es propositiva, ni siquiera se puede creer que sea imperativa. Demuestra, solamente, la lectura superflua de la sociedad boliviana y su pensamiento, la sesgada información que recopila el servicio de inteligencia norteamericano, y la lectura monolítica y monocromática respecto a lo que entendemos – o entienden ellos- como democracia.

Revisemos un poco la afirmación del servicio de inteligencia norteamericano para, al menos tratar, de confirmar nuestras sospechas. Mencionan que el peligro de la democracia boliviana –en esta ocasión- reside en el debilitamiento a la oposición por parte del gobierno; para nadie es secreto que la oposición política al actual gobierno es más un concepto abstracto que una realidad, que en torno al tiempo de gobierno de la gestión Morales ha tenido que irse (re)construyendo múltiples veces; es probable que actualmente, con el giro de oposición política a oposición ciudadana (bajo la bandera autonómica departamental), exista algún intento –a veces hasta consolidado- de oposición al gobierno, por tanto en primer lugar no se puede acusar al gobierno de sabotear algo que no existe o peor aún que vive en el autosabotaje. Seguidamente, la declaración menciona que el gobierno pretende eliminar los controles a su autoridad, olvidando quizás, que los gobiernos precedentes al actual tuvieron que responder de forma violenta al inminente control social, mismo que determinó el ascenso al poder de Morales –entre otras cosas-, dicho fenómeno es reciente y producto de años de exclusión, en términos de participación ciudadana, en la vida política de nuestro país; olvidan, también, que uno de los principales planteamientos de reforma a la constitución, en el marco de la Asamblea Constituyente, y de parte de casi todos los frentes, partidos y agrupaciones, es la existencia de un cuarto poder.

En realidad, a diferencia de lo que menciona el presidente Evo Morales, yo no creo que al servicio de inteligencia norteamericano le falte inteligencia; por el contrario, me inclino más a creer que su miope mirada y su vocación imperialista les genera graves carencias, como la de una visión plural respecto a sus pensamientos –que paradójicamente los alejaría, precisamente, de la práctica de valores democráticos-. Así, una vez más el presidente de la república tuvo que responder a dichas alusiones advirtiendo nuevamente el peligro en el que se encuentra la democracia por influencias extranjeras más que por procesos –o no- internos. El problema –aparte de los mencionados anteriormente- son, en realidad, las tercas recetas a seguirse al pie de la letra (en términos de derechos humanos, democracia, economía) pues como cualquier buen cocinero deberían haberse enterado que los ingredientes en cada lugar son diferentes y, sin duda, señores, los bolivianos somos harina de otro costal. Sabemos, entonces, que no será la última vez que tengamos que disentir con el gobierno norteamericano que piensa –y nos quiere hacer pensar- o peor aún cree – y nos quiere hacer creer- que la democracia se remite a las prácticas liberales representativas, de la cuál ellos son celosos guardianes.

Por último, y también en aras de poder ilustrarles de mejor forma las nuevas prácticas democráticas y los nuevos imaginarios colectivos respecto a la misma les recomendaría ver el documental “Our brand is crisis” en el cuál se proyecta la rimbombancia con la cuál se hace de un pueblo un laboratorio de marketing político; el cuál nos (de)muestra que en gobiernos como el de Sánchez de Lozada la participación ciudadana se remitía a ser partícipe de un grupo focal y reflejar en él las aspiraciones de vida personal y colectiva, para beneficio de un candidato; participación ciudadana era hacerle conocer al señor Sánchez de Lozada que era lo que el pueblo quería escuchar, para que el lo diga y posteriormente aplique su “receta” a favor de nosotros que tanta falta nos hacía. Vaya formas de participación ciudadana, vaya formas de practicar la democracia, cuán segura estaba nuestra democracia en aquél entonces. O no?

Las ratas que el señor ha olvidado

Algunos pensarán que ya esta bueno que –de un tiempo a esta parte- el periodismo sea el blanco de todo tipo de dardos en su contra, y no es para menos; nosotros, los comunicadores tenemos que ser juez y parte de nuestra propia profesión, de nuestras propias vivencias y convicciones, de nuestra propia apuesta y ahí es donde nos jugamos todo. Por lo tanto en aras de defender la dignidad colectiva de los que la practican y de salvar la decencia de una profesión tan noble como es el periodismo, o de una vocación tan entrañable como es la comunicación; es que hay que seguir librando estas batallas, atentando siempre contra aquello que para nosotros es muerte: el silencio.

En este entendido no puedo menos que hacer pública mi indignación por la forma en la que fue tratado un colega al que admiro demasiado. Y en nombre de las “ratas gay” –nombre que le fue impuesto por su detractor- no me queda más que levantar la voz y decir que a nosotros –los jóvenes comunicadores- no se nos ha olvidado (un solo segundo) lo costoso de la libertad de expresión, es más –a diferencia de muchos conservadores- hemos sido nosotros quienes la creemos más amplia de lo que se muestra y luchamos por su reconocimiento como derecho a la comunicación en la actualidad.

Somos nosotros –hombres y mujeres- quienes hemos nacido y crecido en una sociedad cada día más liberada en la que el reconocimiento (cuando no enaltecimiento) del papel de la mujer en la sociedad es premisa diaria (lástima que el detractor haya leído de forma errónea el texto que atacó, personalmente le recomendaría una nueva lectura).

Somos nosotros quienes acudimos a la denuncia, y no a la recomendación de algún psicólogo, para emitir nuestros juicios y nuestras inconformidades; en todo caso hacemos uso de nuestra mejor palabra para aquello, no de la peor.

Somos nosotros los que reconocemos que el camino al periodismo es un largo caminar, que se edifica sobre la base de la moral (personal y colectiva) pero por sobre todo del DIÁLOGO.

Somos nosotros, pues, los que hablamos/escribimos por que nos lo grita la conciencia, no porque nos lo susurra una voz detrás del escritorio.

Por último –y que paradójico- somos nosotros (los pseudos-columnistas, los señoritos envejecidos, los autodenominados perio-distos, los ratas gay) los que cometemos, constantemente, el terrible pecado de la denuncia y el intento; pero a la vez enseñamos –en la escuela del periodismo cotidiano- que apostamos por el diálogo y no por el insulto, ojalá algunas –obviamente no todas- viejas escuelas aprendieran de nosotros.

Es probable que a todo ser que pertenezca a este nuevo/joven espécimen, el señor de los cielos lo haya abandonado, en realidad el abandono que realmente nos preocuparía es el de aquella señora de la tierra, la que algunos llaman inteligencia.

Nota: En este escrito no se ha insultado a ningún animal. Respetamos mucho a las ratas, el término peyorativo de "ratas gay" ha sido acuñado por el señor Julio Barragán.

Pueden ver el polémico artículo en este link: http://capitalinfernal.blogspot.com/2007/02/compadres-en-vivo-y-directo.html

Y la respuesta del señor Barragán en este link: http://capitalinfernal.blogspot.com/2007/03/sin-palabras.html


12 Comentarios:

At 4:48 a. m., Anonymous Anónimo dijo...

Manuel: Antes de que se me olvide, me gustaría que me vuelvas a dejar tu mail. Tremendo el señor Barragán :Garcia Mezza, esquizofrénico y unas cuantas tonterías mas separadas con guiones (!?) como si fueran comas.Un abuso a lá Derrida.Cúantas ganas de malinterpretar y discutir muestra el susodicho.

Sólo tengo una observación a tu texto, sobre la nota a pie de página. Si la frase "rata gay" la consideras peyorativa,pero previamente absuelves a la palabra "rata", dejas sobre la espalda de la palabra "gay" toda la carga insultante. No es por ser puntilloso pero creo que no es una observación baladí.Un saludo .Manuel

 
At 5:21 p. m., Blogger Sakura dijo...

Bueno.... lo del "amigo" Barragán... no pienso comentar porque simplemente es hacerle propaganda gratuita a un ser que ni coordinar sus ideas puede.

Sobre el artículo Nuestra Marca es Democracia, realmente muy acertado tu comentario "... la oposición política al actual gobierno es más un concepto abstracto que una realidad ...", hasta el momento no puedo ver una oposición clara, por lo menos propositiva e inteligente frente al gobierno, así que se vayan a llorar al río, y bueno, el servio de inteligencia yankee tiene sus pajas mentales... así que hay que dejarles humear un poquito a ver si nacen de las cenizas nuevas pajas... jajajaja

Saludos =)

 
At 6:55 a. m., Blogger Mundos, viajes y boletos :::: dijo...

Me gusta tu blog.
Me gustan tus artículos.
Me gusta como piensas.
Me gusta que sea la voz poética quien se tome la palabra del título.
Que tengas buen día en La Paz de tus amores.

 
At 11:07 a. m., Anonymous FRANCO dijo...

Vero Vero, sigo de cerca tu blog y me parece tremendamente enriquecedor, desde el punto de vista de un comunicador, que defiendas con tanto convicción a tus amigos, a tus amigos honestidad, consecuencia y libertad. Es grato leerte, un saludo.

 
At 9:07 a. m., Blogger Adrián dijo...

Nosotros somos los responsables de escribir la historia de nuestro continente... Proyecto de Integración Sudamericana.

http://fcorazondesudamerica.blogspot.com/

 
At 6:18 p. m., Blogger Vero Vero dijo...

Manuel: mi mail: verorocha@gmail.com. Tienes razón con la carga insultante de la palabra gay, lo pensé en su momento, luego de leer pensé en poner una aclaración o algo, ahora solo voy a pensar que nadie malintencionará mis palabras y que disculpará mis constantes carencias, pues como la mayoría me conocen y me entienden a través de mis escrituras sabrá claramente que no tengo nada en contra de nadie que tenga una opción diferente de vida, excepto el fascismo, claro. Pero gracias por la observación.

Ceci: pucha hermana yo creo que ni humeando :P. Un abrazo.

Mundos, viajes y boletos: GRACIAS! Y Bienvenida. Espero verte seguido por acá.

Franco: Gracias por volver, y sip para eso están los amigos no? para creer en ellos.

Adrián: A ver...voy a pasar por tu blog. Un saludo.

 
At 2:00 p. m., Blogger Marco dijo...

La inteligencia norteamericana se circunscribe a los marines... Y si hablamos de su presidente estamos fritos jé... Vi una parodia del día de la mujer que se mofaba de Bush en una caricatura, decía: Mr. Bush, hoy es el día de la mujer, quiere dar algún mensaje? Y el tejano respondía: ummm dígale a condolessa que puede invadir el país que ella quiera...
Copa-ñera, las ratas gays te admiramos (demasiado). Gracias y vovlé pronto por acá comadre que mi amigo Haragán quiere conocerte jeje.

 
At 8:05 a. m., Anonymous Columba dijo...

Este blog es muy bueno. me gustaron tus artículos.
Saludos

 
At 1:41 p. m., Blogger LESLIE dijo...

sorprendente tu artículo! muy profundo. Y felicitaciones x tu mención en "mujeres con valor" muy merecido.
Un abrazo Verito.

 
At 2:28 p. m., Blogger Diego dijo...

Se nota tu enojo, y con mucha razón. Esas acusaciones que vienen de afuera son tan vanas como esas que se generan adentro. Estan bañadas de mentira, falsedad, falta de respeto y quiza lo mas terrible, carecen de una vision completa de la realidad. Tanto Bush como Haragan deberian ser mas honestos y expresar los intereses ocultos que manejan detras de esos encendidos discursos.
Bueno, un gusto leerte, y que fue de tu viaje a Lima?, lograste ver a Silvio? que suerte no?
Bueno ahora si Chau

 
At 11:21 a. m., Blogger Vero Vero dijo...

Marquito: Ay compadrito realmente (y en estos apoyos radicales al presidente) las condolencias para la señora. Volveré, más pronto de lo que nos demos cuenta, pero no precisamente para conocer a tu amigo, que por acá hay haraganes...y varios. Abrazo.

Columba: Gracias por la visita. Nuevamente bienvenida.

Leslie: Gracias! Si, pues lo de mujeres con valor bien lindo no? Un abrazo y gracias por las visitas.

Diego: "La rabia se me ha podrido el cariño" Autohonestidad por encima de las cosas no? Ya posteé lo de Silvio. :)

 
At 6:03 p. m., Anonymous Anónimo dijo...

Estimados, si aún no vieron "Our brand is crisis" yo tengo una versión en DVD de la copia sin subtítulos y otra en en VHS, con menos calidad, pero con todos los subtítulos. Cualquier cosa escriban a richardbolivia@yahoo.es

 

Publicar un comentario

<< Home