miércoles, septiembre 10, 2008

Guerrear




Ya hace tiempo que me duele respirar

me duelen las uñas (de tanto excavar)

y los dientes (de tanto rabiar)

me duele, también, hasta la gota de lluvia

que resbala a través del rizo izquierdo de mi pelo.



Y no me queda más que recurrir a tus ojos de perro

hurgar, desesperada, cada bolsillo

en busca de alguna noche de vino.



Y no me queda más que acudir a tu alma de niño

acurrucarme en tus brazos eternos

y esconderme de la masacre

-mientras preparamos la siguiente batalla-



Y no me queda más que desnudar la memoria

arrimar la artillería en ella

llegar a remanso de la locura

para enfrentar la guerra que se nos viene.



Suele pasar que, ya, lista para vivir, preparada para morir:

despierto.



Y, nuevamente, olvido como hacerle frente a esta selva.

miércoles, septiembre 03, 2008

Bloguivianos 29 de agosto

La partida de Santiago no fue nada fácil, fueron semanas tremendas, entre terminar el semestre y empezar el otro de forma descoordinada (si señores, la informalidad no es sólo capital boliviano) debía dejar mi proyecto de tesis listo y el “trabajo maldito” (psicología política) no paraba de dar lata hasta último momento; además, el trabajo de organización de Bloguivianos llevaba muchas semanas de avance y si bien una a la distancia no hace mucho, habían cosas que hacer, mails que mandar, cosas por averiguar, llamadas que hacer, ideas que pensar, todo desde la distancia. Y yo soy tremendamente nerviosa, así, cuando mi amiga Ceci publicó en su post que “la organización se ponía interesante” mientras yo salía de emergencias por crisis nerviosa, me dí cuenta de que sin ella, sin su espíritu y calma infinita, definitivamente nada de esto hubiera sido posible.

Otra víctima de mis ataques de ansiedad, de mis talibanes formas de organización y planificación y, por último, de mis fatalistas frustraciones a medio camino de conseguir algo fue mi queridísimo compañero Diego, ahora, no es que tampoco él no haya tenido la culpa de mantenerme en mi rabioso y común estado varias noches mientras planeábamos como participaríamos en el Bloguivianos, pero pongámoslo así, cuando necesitas materializar algo en un país desde dos países distintos en pocas semanas, digamos que es…complicado y limitarse a “hacer barra”, a veces, no es suficiente. Pero ahora, resultados preliminares en mano, debo decirlo: Diego fue parte nuclear de todo esto, pero eso ya lo detallaré bien cuando me refiera a la mesa de “Migración y Blogs”.


Así sin haber dormido varios días llegué a La Paz en estado trapo, los abrazos familiares, abrazo a la Rebeldina y de ahí a dormir un par de horas para, en la noche coordinar las tareas pendientes con la Ceci y ultimar detalles por correo con la gente de afuera, por la noche directo al Etno sin previa planificación (qué raro) ver algunos troperos, blogueros, montoneros (la fauna de ese boliche es bien amplia) y de ahí partir a una actividad no muy agradable pero necesaria, había que dar el abrazo amigo a una persona que, sin querer, igual había acompañado este proceso desde la distancia, mi amigo Moisés (de haber sido otras las circunstancias seguro nos habría acompañado como buen lector/comentarista que es) y de ahí a casita, agotamiento total. En la madrugada había que seguir mandando correos y yo, personalmente debía enviar mi anteproyecto de tesis a Santiago, así que no paré hasta las 6 de la mañana, para despertarme a las 9 para irme a ver con mi compañero Boris, debíamos hacer algo (en realidad no estábamos muy seguros de qué, pero algo, siempre queda algo que hacer o si no, nos lo inventamos, jé!) así que al momento de vernos en la Plaza Avaroa me llama y me dice que está cubriendo una nota que mejor nos veamos “ahí” ¿dónde era ahí? la Corte Nacional Electoral, otro lugar en el que sin planearlo (qué raro) termino, también, siempre, bueno…ver un cacho la entrega de resultados, saludar a los amigos, saludar a los colegas, dejar con cara de “he visto un fantasma” al presidente, enterarme de los avatares políticos de los últimos días y dar el abrazo pendiente a mi compañero de ruta (de ruta hacia el cuarto poder, obvio, jé!).


Comimos unas salteñas mientras hablábamos de la mesa de comunicación, se supone, en un principio que yo iba a moderar esa mesa, una decisión fáctica de los organizadores así lo dispuso y eso quería yo que sea coordinado; después de charlar un poco con el Boris de aquello, le comento de la necesidad que tenía de hacer un video (si señores, debía haber un video en la mesa de migración) y como estaba con la compu en la espalda se ofrece a ayudarme, estuvimos entre cybers y cafés chamboneando como hasta las 14 de la tarde y me quedé con algún panorama más claro pero mucha tarea pendiente, a las 17 debía verme con Hugo y coordinar la instalación del Internet (otro parto) en el museo San Francisco, pero además, antes debía subir al Wayna Tambo, pero ya no lo hice por que no me daba el tiempo. Volví a mi casa a sacar una chamarra, unas frutas y de partida al museo, en mi llegada lo primero que ví fue a mi montonera amiga Alelu, muy hermosa, joven, rockera, divertida, increíble que sea la directora del Museo por que se ve muy joven, pero tremenda labor la que realiza, como dijo Hugo, de no ser por ella muchísimas cosas no hubieran pasado en el Bloguivianos, solucionar los problemas de cables y de ahí conocer a Hugo, que era tal cual me lo imaginaba, partimos de lecturas de mundo totalmente distintas, pero nadie puede negar que es un gran tipo que tenemos que cuidar y mantener dentro de nuestra comunidad virtual; así las cosas, nos vamos con los tipos de AXS a la parte de arriba de los edificios de los gregorianos de la Catedral de San Francisco, todo esto -cuento aparte- ¡con una vista maravillosa! Eso no era trabajo, era un regalo; Hugo tiene las imágenes y ¡coño! que manera de hacer frío, un viento helado de invierno paceño en San Francisco, nada como el hogar de uno. Bueno, el resto, lo imaginado, lanzar cables por allá, cruzar otros por allá, solucionar problemas y al final llevarlo hasta el poste de pleno túnel de San Francisco a las 20 de la noche ¡eso si que fue de antología! Bueno, casi como a las 21 terminamos el cableado y de vuelta al museo para hacer las configuraciones necesarias, la idea primera era que la conexión guai fai estuviera abierta para todos a través de un router que nos prestó la Vania, creo, la otra opción era hacerlo con un router para cables en cuyo caso había que conseguir cables también.



Al rato en lo que la gente de AXS trabaja y Hugo de vez en vez les ayuda y la Alelu y yo nos divertimos con Máximo (mi caleidoscopio) llega el yanoya de los personajes bloguivianos, el non-plus-ultra de los protagonistas de la magia bloguiviana (a veces tanta buena onda es sospechosa) imagínense! que a veces ni yo puedo ejercer mi agresividad a gusto con él, es un caso total. O-B-V-I-A-M-E-N-T-E estoy hablando de Alexis, con quien nos damos el abrazo esperado e, inmediatamente, empieza con los chistes, con los comentarios fuera de lugar, con el tono de voz parejo en cualquier situación, con la buena onda que contagia y contagia. Acordamos algunas cosas de la organización, ver donde se puede pegar una mano y en lo que rememoramos los requerimientos técnicos, nos habíamos olvidado del equipo de sonido, había que solucionarlo inmediatamente, en eso Alelu nos trata de dar una manita pero no todo sale como uno lo espera y menos con tan poca anticipación. Más problemas que solucionar, jueves a las 10 de la noche, se van los tipos de AXS, dejando todo instalado, firmamos conformidad y ¡plop! por una pequeña ocurrencia de última hora se me ocurre preguntar si es que habíamos probado el cable (pues por probar el router estaba instalado sólo a través de guai fai) y lo hacemos y zas! NO FUNCIONA!!!! Hugo me dice que tiene que estar en el evento en la mañana siguiente (menos mal que no me inscribí al Barcamp, pienso, juro que estuve a punto) entonces quedo de hablar con Cecilia para irme en la mañana del sábado a ver la conexión, pero en suma el saldo era trágico: estuve todo el día ultimando detalles para el bloguivianos y al concluir el día: no había video, no había conexión, no había equipo de sonido. ¿Se puede ser más inefectivo? Yo creo que no, esperaba tener cosas que hacer a mi llegada, pero realmente el tiempo jugó en contra.

Bueno, por otro lado las Cecis, Vanias, Camis, Edus, Clarits terminaban de coordinar refrigerios, pasacalles, el bus de transporte, la llegada de los visitantes, credenciales, los carretes para la noche. No despedimos, bueno será hasta mañana nomás, hasta mañana por que cuando a Alexis se le ocurrió (saliendo del museo) proponer unas cervezas, la responsable Vero Vero mandó a su casa a ambos dos pues había que descansar, así que hasta mañana nomás…

O bueno eso creía, llego a mi casa, me meto algo a la panza y a la computadora a ver si mi trabajo de la Universidad había sido entregado y a ultimar detalles de contenidos y participaciones de la gente de la mesa, seguir probando softwares de comunicación y pedir ayuda para continuar con la elaboración del video, pues yo estaba chamboneando mucho y en eso me encuentro con la Ceci en línea, le cuento el rollo, coordinamos como nos repartiremos en la mañana y mientras ella reconfigura el cronograma definitivo y hace las pautas de filmación para el documental que nos hizo el Pablo Alanes, yo batallaba con mis mails y mi video, mientras coordinábamos cosas en línea. Tipo 3 de la mañana aquello ya no tenía nombre, si a alguien le indignó la explotación laboral en Beijing podría, fácil, haber empezado una campaña por nuestras situaciones já! Lo raro del caso, lo repito nuevamente, es que la Ceci hace chistes, se ríe, y no se le mueve un pelo cuando le cuento las novedades más trágicas sobre las cosas que planeamos y no van saliendo, en cambio yo, en casi estado catatónico, decido irme a la cama y dejar a mi amiga haciendo lo que le falta, después de todo quien le manda a reclamar a gritos ser la coordinadora del Bloguivianos 2008 ¿no? jajaja.


Al día siguiente levantarme de madrugada para poder tomar desayuno con mi hermanita, alistar la mochila para no volver más y directo al museo San Francisco, en eso me llama mi compadrito Marco para decirme que ha llegado a La Paz y que está yendo a instalarse que nos veamos para subir al Alto; ya en el Museo la cosa fue fácil, lo que parecía terrible no lo era tanto, charlamos un ratico con la Alelu y de ahí a esperarlo al Marquito, llega con los banners y me confirma que Sebastián no llega, que raro…que pena. Realmente esperaba ver a muchos de mis amigos del frente en esta ocasión, especialmente a Sebastián, mi amigo Pucci, Renzo, Eduardo; a los más cercanos como Santiago, a los de la misma vereda como Edson (no me has escrito querido, si no estuviera en La Paz
serías hombre muerto, jé!) o a mis amigas queridas como Liliana, Karen o Cuchita, ni modo, las cosas se dan por algo, al terminar el encuentro comprendería el porque la ausencia de mis amigos blogstars jaja se daría de forma masiva; lo desarrollaré luego, la vida jamás quita, siempre da; en este caso eran necesarias las ausencias para darnos cuentas de otras presencias. Todo pasa por algo.


Así con el Marquito nos subimos a un minibús y hasta la Ceja, buscando el Teatro Municipal, de lejos reconozco a David de Ugarte y le digo acá es (tipo 11 de la mañana) entramos medio calladitos a la conferencia, estaba Jessica hablando de redes sociales, al rato sube David de Ugarte y da su primera charla sobre acceso a Internet y redes sociales, la propuesta para El Alto, la buena onda; de ahí preguntas, mucha gente de El Alto que trabaja en ONG´s dedicadas a telecomunicaciones y TIC´s, estudiantes, catedráticos, profesionales de la informática, contando sus vivencias, explicitando sus inquietudes. Súper lindas las primeras impresiones, inmediatamente termina la conferencia dicen que se realizará la rifa de algunos cd´s de instalación de software libre (Ubuntu) y de un flash memory, le digo al Marco “yo quiero un Ubuntu y soy medio bruja, dónde está mi número?” y zas! el primerísimo primer número un Ubuntu para la Vero Vero.



Terminando la entrega salimos de la sala del teatro, ahí a saludar a Julio Aliaga que me reconocer al tiro (debo ser igualita que en las fotos, él lo es) y de repente me abruma un gigante hombre de acento español ¡¡¡¡ Vero Vero!!!! giro la cabeza y es David de Ugarte, cosa rara ¿no eres vos el famoso? respondo y se ríe, poca confianza (aún) me dice que lee mi blog, entramos al Barcamp y salimos al rato, un proyecto, otro y otro, colgamos los banners y de lejos veo a Eduardo Ávila ¿él es? Le pregunto a Jessica, me responde que sí, jé, él si no se parece a lo que me imaginé ¡grandes Voces Bolivianas!



Pero nosotros debíamos partir para comer algo, teníamos ahí con cara de hambre a los invitados internacionales, a los compañeros del interior, al documentalista y llega la Ceci con cuello de jirafa a quien le decimos que vamos a comer y que sea rápido. Nos metemos al bus y vamos al lugar que nos tenía planeado Alexis “jailón para ser el Alto” ese es nuestro dato, el almuerzo 12 pesitos y refresco de qu´isa, deli…sólo que esperamos un montón; la frase célebre de Julio Aliaga “Si tuviera que volver a inventar el capitalismo para que haya Coca-Cola yo lo haría” todos se ríen y yo alzó mi voz ¡Oh Dios, que horror! Declaro mi anticocacolismo en lo que llegan los chairos y las sopas de fideo, a David le sorprende la cantidad que comemos cada vez que llega el plato, tarda dos minutos en devorárselo y parece habérsele olvidado la crítica jé! horas para esperar el silpancho de segundo, terminamos y David pagó el almuerzo ¡Gracias!.



Luego al bus de vuelta, debíamos recoger a la gente del Barcamp para ir al Wayna, recogemos la gente, se nos unen las chicas de Voces Bolivianas, directo al Wayna, una roncadita en el bus y llegamos. Ya en el Wayna estaban algunos de los chicos: la Clarits, el Willy, el Vadik…bajamos y vemos que estamos, nuevamente, atrasados, a Mario se le ocurre que mientras organizan lo que falta demos una vuelta por El Alto, a la calle de las Brujas, nos vamos para allá, llega el Boris atrasado y se mete al bus sin preguntar nada, yo digo que él “a todo le casca”, luego, mientras preguntaba donde íbamos, confirmo mi teoría. Al mirador de El Alto, un paréntesis necesario, segura estoy de que los paceños somos expertos en miradores, así que es difícil asombrarnos (aunque bueno con la ínclita nunca se sabe) pero este mirador era de las cosa más hermosa que había visto en años, con el cielo azulísimo, el frío invernal, el viento congelado y La Paz que, como dice el Marco, pronto llegará a tener casas en el cielo. De ahí al mercado de las brujas, Cristina Quisbert nos explica un poco acerca de los ritos aymaras y de las mesas de ofrenda…bueno, les explica a los extranjeros, cualquier boliviano tiene cierta expertice en el tema y el Marco que se muere por hacerse leer la coca, creo que al final lo logró, no sé; camino al bus los bloguis sufrimos una especie de abducción, éramos una caravana de cómo 10 y llegamos sólo 3 al bus, el resto fue apareciendo como por arte de yatiri. Otro tour turístico guiado por Mario Ronald que se empeña en desarrollar su visión capitalista de El Alto, nos miramos en desacuerdo con mi compañero, luego ya tocaba dormir, unos minutitos.




De vuelta al Wayna y la Clarita estaba colgando el banner, nos dentramos y ya estábamos casi todos, hablamos con el Boris y decidimos que no moderaré la mesa, es mejor que participe desde el público, nos sentamos. En todo eso me encuentro con Iván Terceros de Indymedia, le digo “Hola Iván Terceros, soy la Vero Vero, de donde nos conocemos?” já, no debe ser fácil que te aborden así no? (por que hasta ahora no sabemos de donde nos conocemos, o si nos conocemos de antes, jé!) empezamos a hablar, quizás de la carrera de sociología, quien sabe…

Empieza la mesa con el Boris, el Marco y el Richard, plantean sus puntos, amena y directamente (hablaré con más seriedad sobre esta mesa en Kamchatka) luego empiezan las preguntas, pregunta el Julio Aliaga, el Alexis (qué raro), la Ceci (creo) y yo que, sentada a lado de Iván Terceros, planteo dos ideas que había anotado en mi cuaderno y al tiro, Iván hace sus 2 preguntas ¡idénticas a las mías! nadie me quita de la cabeza que me copió, jé!

Terminamos las reflexiones, las conclusiones y redondeamos las ideas, el frío empieza a bajar, así que mientras se prepara la mesa de arte en el Wayna podemos comprar (por un pesito) una taza de té con té, todos corrimos para allá, a fumar un cigarro, esperar un cacho; luego empieza la mesa de Arte: el Mauri (entre 2 aguas), Vadik, y el Willy (Estido) el debate, simpático, algunas inquietudes de Eliana (nuestra amiga encontrada en Bloguivianos) y termina la mesa ¡A beber!

Tés con tés van y vienen, cigarros mientras los músicos hacen las pruebas de sonido, se dan las primeras oportunidades de conocernos “en limpio”, me quedo un buen rato hablando con el Mauri sobre música, luego con David acerca de las “Indias Electrónicas”, el colonialismo y las fronteras, paso a charlar con el Boris y la Clarits (ya hacía tiempo de joderlo al Chuqui) y siento que poco a poco empiezo a perder la voz (ya venía resfriada), a darle un abrazo al Alexis para hacerle la pregunta de rigor ¿ya estás tomando, ya? mientras nos empiezan a entregar las credenciales con cintita verde.

Empieza el concierto, tres canciones por cada uno empieza el Chuqui (ooooooj!) tan lendo siempre escucharle de tiempo; luego el Vadik, los aguas y, por último, el Sergrito. Fue rápido, pensé que nos quedaríamos en el otra, otra! Pero parece que hacía frío, había que ir en el bus hasta La Paz, el bus debía pasar por los hoteles ¿por los hoteles? Já! El bus sabía que debía ir al Etno, así que nos subimos todos, ahora si el bus iba totalmente lleno.

(Y acá empieza el off the record)

En plena bajada de El Alto a La Paz (15 minutos) no falto quien diga ¿y para el camino? tras las risas, los comentarios de que son unos borrachos, en menos de 3 minutos ¡80 pesos! Alexis, como buen organizador baja, con el Sergrito por el Singani nuestro de cada día, ahí vendría otra frase célebre al parar en un parquecito en la bajada de la autopista, el Vadik diría: “Oye y esta plazita, bien también” ya era el colmo, estando en el caliente bus, aún querían estar en la calle …todo con tal de beber… una vez que vuelven con el líquido vital tratan de mezclarlo entre chamboneada y chamboneada (el bus de movía en curvas) y alguien pregunta ¿y el refresco? a lo que vendría otra frase célebre del encuentro cuando el Alexis responde “lo tiene el buen Vadik” ¿osea? “el buen Vadik” jajajaja, la Ceci (que estaba a mi lado) y yo entramos en estado de ataque de risa general y en eso (singanito de por medio) llegamos al Etno, a ocupar nuestro lugar de siempre. Vienen más tés con tés, algunas cervezas y chuchuwas, conversa por todos lados mientras bebemos, hasta que tipo 3 a alguien se le ocurre sugerir el traslado de lugar y la presencia de la guitarra, efectivamente nos vamos al frente (a tomar más té con té) y empezamos con la guitarra, el Marquito, el Chuqui, de todo: huayños, cuecas, zambas, chacareras, rock, etcétera. Uno de esos ratos, veo el reloj: las 4 y 30, yo estaba como zombie y le digo a David: me debo ir, pero no quiero; él me mira y sonríe, ni modo, nos atornillamos al asiento y pedimos más té con té (¿fueron 8 jarras de 2 litros?) ¡plop! A las 5 y 30 aquello ya no tenía nombre, la jarra ya no tenía té con té y nosotros ya no teníamos dignidad era hora de dormir: a la casita…pero ah no!!!! no faltaron los borrachos que traían su singan bajo el brazo en plena calle y de ahí a la casa de una amiga bloguera nueva a seguir con la cantada, yo no fui, me llevaron (y esto es verdad); estuve un rato ahí, ví el reloj, casi las 6 (debía estar 8 y 30 en el museo, 7 en pie desayunando con mi hermana) como no me dejaban ir, les digo: ¡chicos! ¡miren! ¡un singani gigante! y en eso zafé de volada, a casita a dormir…

Yo acá concluyó mi crónica, por que sé que continuó (…vaya que lo sé…) pero hasta ahí puedo dar fe de que se vivió y que se vivió intensamente; hermoso día, todo había salido, bien, mal, mas o menos, pero ya había salido, el primer día ya era historia.

Pd. No pienso poner links, imagino que saben a quienes me refiero, me llevó horas de vida el pinche post, así que, por favor, por lo menos lleguen hasta acá, já!

Pd2.
Todas las fotos son de Voces Bolivianas, suban el resto pues, los que no tenemos cámaras nos tenemos que dedicar a las crónica y tarda también, che.