viernes, mayo 22, 2009

Agua Azul


"Faro solidario en ausencia de paz,
en tiempos difíciles, estrella polar"

Ismael Serrano

Empantanada confieso, que en las luctuosas madrugadas de jueves, en el abismal epicentro de la derrota reflota la buena nueva, el aleluya de que existes, estrella polar.


Y este estanque deja de parir soledad.


Basta el susurro de tu rocío para devolverle caudal a mi mar y, desprenderle, gota a gota…la sal: la sal.


La distancia es sólo un camino, que en tus aguas gemelas vuelvo a navegar.




Tengo los síntomas precisos
del agua cuando se estanca:
cansancio, letargo, y silencio.

Prefiero las canciones tristes
que me hacen sentir
que no estoy sintiendo nada.

Nada siento como siente el agua
cuando se queda estancada.
Agua en la que no se nada. Nada.

martes, mayo 19, 2009

No nos faltes

El 13 de diciembre de 2007, escribí estas letras (en clave de Inventario) como un homenaje a Mario. Luz, su Luz, había partido hace poquito y sabíamos que nuestro Benedetti no iba a esperar mucho más para acompañarla. Esperó algo más de un año y, paradójicamente se fue tras su Luz, dejándonos, tras su paso, su estela de resistencia.





No nos faltes


Porque el río está sonando.
y tú, Mario, así como Santomé
no eres viejo,
no podrías serlo.


Pero,
si la luz
sólo tu luz --no la otra--
te convoca,
a ti,
su amor, su cómplice y todo.


Soltá todo y lárgate.


Que acá nos quedamos
-esta Avellaneda, 13 hombres y otros-
huérfanos


pero,
-eterna y militantemente-
consternados y rabiosos

blasfemando, de lo lindo,

por lo(s) que acá se queda(n).







domingo, mayo 03, 2009

Otoño

El otoño se acerca con muy poco ruido:

apagadas cigarras, unos grillos apenas,
defienden el reducto
de un verano obstinado en perpetuarse,
cuya suntuosa cola aún brilla hacia el oeste.

Se diría que aquí no pasa nada,
pero un silencio súbito ilumina el prodigio:
ha pasado
un ángel
que se llamaba luz, o fuego, o vida.

Y lo perdimos para siempre.

(Ángel González)




Compañeros, sepan, siempre, que los abrazo y acompaño en este momento. Los siento. Me llevo hasta allá y rompo en silencio, para acompañarlos mientras ven partir esa luz que nos deja en este otoño. Que esta canción vuele a ustedes. Se van los mejores.