jueves, julio 23, 2009

Colores

Los 2 o 3 seguidores que pasan por acá porque sienten algún tipo de afinidad artística con los gustos de la Vero Vero, están invitados a ver este video. La canción la pasé antes. Sucede que son noches de 23 como ésta que me siento tremendamente afortunada de que almas tan hermosas se hayan abierto a mi, almas como la de Manuel García, cuya música, hasta el día que parta de esta vida, me recordará los aires chilenos que me cobijaron. La gran tara que rompí al entregarme al Chile de Allende y de la Violeta y romper las cárceles mentales que te fabrican los que escriben la historia. Esa música que hace que cada vez que escuché a Victor siento lo mismo que al leer a Marcelo. Como mi alma rompe en cristales cuando Victor del pueblo me confirma que "la paloma volará".


Mi amigo Manuel me regaló su alma plena y sincera. Y yo sólo sé agradecerle esta eternidad.




domingo, julio 19, 2009

Mariposas




Lo siento mucho. Perdón. Aunque digas que escribirte es una perdida de tiempo, no puedo seguir así. Trato y trato de terminar este trabajo y no puedo, no dejo de preguntarme ¿dónde estás? ¿cómo? Imagino que estás como cada domingo-noche, hecho pelota pero risueño, botado en la cama con el control en una mano y el libro de poesía en el otro, has debido –como yo- tratar de comerte al mundo en domingo y darte cuenta, nuevamente, que no se puede. ¿Cómo somos tan necios en ello? Y tan inconsecuentes. Un día el mundo cabe en la palma de la mano (después de una borrachera, entre sábanas) y otro día es tan inagotable que gastamos nuestra vida planeando minuciosamente donde y como nos encontraremos en las próximas vidas para continuar con nuestros respectivos legados. He pensado al respecto. No es precisamente que quiero que sigamos siendo amantes que, por el resto de los siglos de los siglos se amen, no. Es algo más complejo. A veces pienso que en la próxima vida prefiero ser tu verduga, o tu gato; o, mejor aún, la amante que destruye tu perfecto matrimonio y come de a pedacitos las sobras de tu amor bien publicitado, como sea, por eso pienso (a veces) que es mejor que no planeemos nada. Pero te empecinas y te empecinas y nuestro inventario de códigos para reconocernos es ya demasiado extenso. No sé si podré recordar tanto tras mi muerte, digo, morirse debe tener también sus cosas, que sé yo, una buena reseteada. Es una tontería que te cuente esto en domingo, pero es mi forma de pitufar la vida mientras mastico tu ausencia, que le vamos a hacer…sucede que anoche (sí, anoche) y anteanoche y antes de anteanoche he encontrado alguien que tiene una sonrisa muy parecida a la tuya (se le nota, sobretodo en la comisura izquierda). No es precisamente que sea idéntica, pero he notado que sonríe como vos cada vez que le lanzo un piropo. Así que a eso me he dedicado estas tres noches que me has dejado sola. Yo te advertí, no me abandones mucho que los resultados son terribles. Pero no es para tanto. Sus brazos no dan el mismo calor que los tuyos. Es demasiado flaco, así que su ombligo no encuentra el mío en cada abrazo. De los besos no te voy a ni contar, sigues siendo mi maestro zen en ello. Es músico. Sí, seguro ya sabías aquello, que puedo hacer son mi debilidad; tengo debilidad por los músicos así como tengo debilidad por ver tu rostro que no me hace caso cuando estás terminando una novela. Pero el tipo está más loco que una yegua; lleva más de 10 años detrás de la misma persona. ¿Pensará que eso es realmente amor? Acuérdate de nosotros, una pasadita y listo. Bajar la guardia un segundo y entregar la vida al siguiente. Cerrar los ojos y al abrirlos darte cuenta que nunca, nada más, volverá a ser lo mismo. Así, súbito, fulminante, natural, fluído. No te hubiera esperado ni un segundo más, ni tu a mi, lo sé, lo sabes. La Yolanda también te extraña horrores, pregunta cada día si has escrito y le digo que no, no tiene con quien pelear. A mi en realidad no me preocupa que no escribas, te conozco; pero ella se preocupa, está un poco aburrida y ¿qué crees? pues que ahora, súbitamente, ya no quiere dormir de tu lado, se aferra al mío y mientras más apegada esté a mi, mejor por ella. Supongo que le va a durar hasta tu regreso. Necesito que regreses pronto, a cuidarme, por favor. Y no te olvides traerme brisa de mar en la maleta, discos de lila downs, los libros que te encargué (me vale madres que te cobren sobrepeso en el vuelo de regreso) y hálito renovado para mis días y una brújula. Dile a los amigos que pronto yo también vuelvo, que me muero de ganas de tomar el vino prometido con ellos. Y cuando duermas, esta noche, no te olvides de tomar mis manos –como en plegaria- debajo de las sábanas y hazme, nuevamente, el milagro de mariposearme entre tus campos.

jueves, julio 16, 2009

Ninguno es marginal





Tenía buenas expectativas al respecto pero siendo realistas no tantas. Hace tiempo que en Bolivia existe un grave vacío mediático en términos de recurso-soporte-género. Se trata pues, de las revistas, sobretodo las de variedades. Existen, a no negarlo, buenas ofertas de revistas especializadas, pero precisamente en su fortaleza está su misma debilidad, son muy especializadas. Y bueno últimamente apareció “Poder y Placer” que, inteligentemente está cubriendo un vacío al parecer con buenos réditos en ventas. Pero seamos honestos esa revista ética y estéticamente no sólo no cubre el vacío, lo profundiza.



Y apareció “Ninguno”. Un número es poco para determinar el éxito o no de una revista (éxito respecto a sus propios fines) sin embargo este único número parece ser suficiente para dar cuenta de la calidad que se nos viene para adelante.



En este primer número (sólo descargable) encontramos una personal y honesta crónica-entrevista a los responsables de “Hospital Obrero” (¿ya la vieron? Es una joyita) con el plus de una también honesta crítica de la película luego, que promete devenir crítica cinéfila en cada número “con el fin de crear conciencia crítica”



Tiene, luego, un amplio y notable fotorreportaje del cementerio de la ciudad de La Paz, gran retrato de la idiosincrasia paceña. Está, también, un amplio y emocionante reportaje sobre la vida de Abraham Bojorquez, a varias semanas de su muerte.



Hay una crítica musical que la hace el Vadik, si eso es cada número va a estar, también, imperdible. Posteriormente una seguidilla de “mitos del arte” que se pretende desmentir, dentro del espíritu de la revista, acompañado de gráficos (bien bonita está) para rematar en el ejemplo de Victor Hugo Viscarra, quien desmitificó en obra todo aquello que se expone en la revista. Hay un par de artículos sueltos más por ahí, una receta de cocina. algo así como una crónica literaria del “matador” Mamani que escribió el Boris.



Y mi favorito. Una irreverente suerte de ensayo que escribió Eduardo Paz, acerca de algunos diálogos que se hubieran dado entre filósofos y pensadores en los últimos siglos. Con una mordacidad a prueba de incautos, Paz logra transitar varias escuelas de pensamiento, de distintos siglos, afirmando en la negación hecha por otros (o también viceversa) sus principales postulados. Es un texto que, para abarcar tantos autores, tantas épocas y escuelas resulta ser liviano para la lectura, precisamente por el delgado hilo conductor que los une; pero no por ello pierde solidez. Me encantó encontrarme con algo así en medio de la revista. Concluí que lo tiene efectivamente todo.



La revista es un género hermoso, de grandes posibilidades, que hemos logrado pocas veces, en el país, consolidar. Ojalá este y más números salgan impresos pronto. Buena falta nos hace a todos.


La revista se descarga acá.

lunes, julio 06, 2009

Adoum

Neruda decía de él que no había mejor poeta. Guayasamín era su insuperable amigo. Para mi era mi concienciobediencial poeta.

Nos dejó Adoum.

El otro año mi Ángel. Hace poco nuestro Benedetti. Anteayer Adoum. Se van los mejores. Y hay que aprender a vivir en la orfandad.

Les dejó un poema que, cuando tenía escasos 20 me rasgó/marcó la vida. Como decía él "supongamos que regreso"...





Las vidas comunicantes


Jorge Enrique Adoum


fue a trabajar con sabor a malanoche
el jefe lo trató como a comunista y negro
se comió un sandwich de jamón flaquísimo
volvió a la oficina cárcel o perrera
hablabló de qué para qué con quiénes
escribió las mismas cartas de ayer para algún día
fue al banco a mendigar un saco dos meses medicinas
lo maltrataron en los transportes públicos
y avanzó a pie bajo la lluvia espesa
pero ella lo llamó en la noche y le leyó lo escrito
"fue al trabajo maltrabajado por la malanoche
recibió en la cara jazos de su jefe
se comió un sandwich de huecos y vacío
volvió buey involuntario al matarreses
habló de todo y nada con uno y con ninguno
escribió cartas de otros para otros otros
en el banco lo trataron como al tercer mundo
en los transportes públicos nadie hablaba con alguien
cruzó esta noche la vida bajo la luna llena
y preparó la fiesta de la carne doble
(esto es también autentiúnica verdad de poesía)"
entonces supo él que siempre había sido
un pocoautor de todos sus poemas

*

hizo la cama que revolvió la noche

lavó las tazas del desayuno flaco
pasó el aspirador de un trapo por la casa
lavó la camisa las medias los pañuelos
preparó el almuerzo para sobremorir la tarde
lavó los platos los cubiertos inservibles
cosió botones en los pantalones lánguidos
hizo tiempo para hacer compras para hacer comida
y lavó las cacerolas de lo ya vivido
pero él la llamó esa noche y le leyó lo escrito:
"rehizo la cama que deshizo la noche
lavó en las tazas los sorbos los bostezos
aspiró el polvo de las cosas de la casa
lavó el olor de ambosdós pegado a su camisa
¿fue reina una mañana siquiera en la cocina?
prolongó en la mesa los plazos cotidianos
lavó en las cacerolas los restos de futuro
le puso unos botones a falta de monedas
fue a la carnicería iglesia limpia
y preparó la doble fiesta de la carne
(esto es también unicauténtica verdadura de poesía)"
entonces ella supo que siempre había sido
un pocoautora de todos sus poemas)

jueves, julio 02, 2009

Pasión

Las coincidencias no existen. Hasta mi libro habla hoy de ti "(...) la vida se ríe de las previsiones y pone palabras donde imaginábamos silencios y súbitos regresos cuando pensábamos que no volveríamos a encontrarnos", susurra la travesía de Salomón.

Si has vuelto es para quedarte. Te voy a conquistar. Te voy a seducir.





Enigma de la deseosa
(Gonzalo Rojas)

Muchacha imperfecta busca hombre imperfecto
de 32, exige lectura
de Ovidio, ofrece:
a) dos pechos de paloma,
b) toda su piel liviana
para los besos,
c) mirada
verde para desafiar el infortunio
de las tormentas;
no va a las casas
ni tiene teléfono,
acepta imantación por pensamiento.
No es Venus;
tiene la voracidad de Venus.