jueves, julio 16, 2009

Ninguno es marginal





Tenía buenas expectativas al respecto pero siendo realistas no tantas. Hace tiempo que en Bolivia existe un grave vacío mediático en términos de recurso-soporte-género. Se trata pues, de las revistas, sobretodo las de variedades. Existen, a no negarlo, buenas ofertas de revistas especializadas, pero precisamente en su fortaleza está su misma debilidad, son muy especializadas. Y bueno últimamente apareció “Poder y Placer” que, inteligentemente está cubriendo un vacío al parecer con buenos réditos en ventas. Pero seamos honestos esa revista ética y estéticamente no sólo no cubre el vacío, lo profundiza.



Y apareció “Ninguno”. Un número es poco para determinar el éxito o no de una revista (éxito respecto a sus propios fines) sin embargo este único número parece ser suficiente para dar cuenta de la calidad que se nos viene para adelante.



En este primer número (sólo descargable) encontramos una personal y honesta crónica-entrevista a los responsables de “Hospital Obrero” (¿ya la vieron? Es una joyita) con el plus de una también honesta crítica de la película luego, que promete devenir crítica cinéfila en cada número “con el fin de crear conciencia crítica”



Tiene, luego, un amplio y notable fotorreportaje del cementerio de la ciudad de La Paz, gran retrato de la idiosincrasia paceña. Está, también, un amplio y emocionante reportaje sobre la vida de Abraham Bojorquez, a varias semanas de su muerte.



Hay una crítica musical que la hace el Vadik, si eso es cada número va a estar, también, imperdible. Posteriormente una seguidilla de “mitos del arte” que se pretende desmentir, dentro del espíritu de la revista, acompañado de gráficos (bien bonita está) para rematar en el ejemplo de Victor Hugo Viscarra, quien desmitificó en obra todo aquello que se expone en la revista. Hay un par de artículos sueltos más por ahí, una receta de cocina. algo así como una crónica literaria del “matador” Mamani que escribió el Boris.



Y mi favorito. Una irreverente suerte de ensayo que escribió Eduardo Paz, acerca de algunos diálogos que se hubieran dado entre filósofos y pensadores en los últimos siglos. Con una mordacidad a prueba de incautos, Paz logra transitar varias escuelas de pensamiento, de distintos siglos, afirmando en la negación hecha por otros (o también viceversa) sus principales postulados. Es un texto que, para abarcar tantos autores, tantas épocas y escuelas resulta ser liviano para la lectura, precisamente por el delgado hilo conductor que los une; pero no por ello pierde solidez. Me encantó encontrarme con algo así en medio de la revista. Concluí que lo tiene efectivamente todo.



La revista es un género hermoso, de grandes posibilidades, que hemos logrado pocas veces, en el país, consolidar. Ojalá este y más números salgan impresos pronto. Buena falta nos hace a todos.


La revista se descarga acá.

2 Comentarios:

At 7:03 a. m., Blogger Vania B. dijo...

Felicidades chicos de Ninguno! a descargar la revista.

 
At 11:41 a. m., Anonymous UnO mAs dijo...

ARecien acabo de bajarla y leerla, es una maravilla!!!!! FELICIDADES Y GRACIAS!!!!

 

Publicar un comentario

<< Home