miércoles, marzo 26, 2008

Deslumbramientos

Mi cómplice y todo:

que urgente es recuperar
lo que (no) fue y no será más.
Que urgente reemplazarte por tí mismo/
que urgente reinventarte/
que drámatico haber olvidado como.



El principio de la mayoría de las cosas, debe ser lo mas bonito de ellas. El realizar algo es a la vez un principio y un final. Un principio incierto, papel en blanco, límpido sendero. Un fin de la espera, de las ansias, de lo imaginado.


A veces –y podría jurarlo- me gustan más las esperas, a tal punto que me duele cuándo algo comienza; me conmueve verme a mí misma llena de expectativas, sin conocimiento de nada, plena de esperanzas, de sueños, de utopías, pues en el momento pleno de la realización de ese algo uno tiene que bancarse el sueño (o pesadilla), lo imaginado, pasito a pasito, esfuerzo con esfuerzo y ya está ahí y el tiempo – como tiempo que es- vuela y de pronto, lo esperado llega a su final.


Los comienzos son maravillosos, especialmente cuando uno se deslumbra a cada pasito, quedarse maravillado con las cosas pequeñas y tontas (por lo mismo gigantes) que alguien o algo (un libro, un autor, un cantante, un nuevo trabajo) te brinda en un principio. Por ejemplo: ¿a ti también te gusta Pedro Guerra? ¡Si es mi novio!. ¿Amas México? Igual que yo. ¡No te puedo creer que conozcas a Virgilio Ferreira!. Si, a mi tampoco me gusta Vargas Llosa. ¡Exacto! yo tampoco tomo coca-cola, es mejor el vino. Yo también le voy al Barça y al Boca.


Y claro, aquellos nostálgicos de vocación, nos dedicamos horas (y a veces días) a repensar aquellos momentos maravillosos en que las estrellas por algún motivo se alinean y te conceden un espacio, en este acelerado mundo.com, para hablar bajito, mirar fijamente y llegar a la cama deslumbrada de que la maravilla aún existe, es cuestión de buscarla, con suerte encontrarla.


Es cierto uno no vive de nostalgia, de vino tal vez, pero de nostalgia no. Pero la misma añoranza a la nostalgia, la nostalgia de la nostalgia existe. Y se presenta impertinente, cuando las aguas calmas rodean nuestro espacio, cuando la felicidad convive con nuestras noches y nuestras letras. Es, por naturaleza y definición, irreverente y alevosa.


Ángel González (otro de esos deslumbramientos, esta vez simultáneo) dice: “Es la felicidad lo que hoy lamento/No el dolor verdadero/que enmudece/sino esa sutil forma de tristeza/que es apenas nada/más que ausencia de dicha”


El lado bueno es que cualquier rebelde que reniegue de vivir la vida de forma horizontal (tal cual está establecido) puede saltar de momento en momento, que existen sin hacerlo, que sobreviven al tiempo y al espacio, que son siempre moradas seguras. La canción de Augusto Blanca (El tercer Deseo) habla de ese inmenso poder de convocar a esa persona que conociste en ese momento, de volver ahí, de esperar petrificado en el pedazo de noche en que tropezamos, tú y yo. De que esos momentos, el decir el tiempo toma forma y existe.


El lado triste de algunos deslumbramientos es que no volverán a pasar jamás, al menos no de la misma forma (aunque quién sabe en otra vida) pero mientras, solo queda la añoranza, de ese primer día, de ese primer beso, de ese primer abrazo, de aquella primera lágrima. Añoranza que se pone en la balanza y nos permite ver que tuvimos suerte de ser maravillados, y que la posibilidad de seguir siéndolo es infinita, pero a la vez incierta, lo cuál hace que nos aferremos –y fuerte- a las añoranzas primeras y nos vayamos a la cama solos, a abrazar el fantasma de alguna nostalgia.

8 Comentarios:

At 1:32 p. m., Blogger La Vero Vero dijo...

Entrañables habitantes de Concienciobediencia: al igual que en Kamchatka, ya me he puesto al día con sus comentarios, en los posts anteriores, que hacen de este lugar su casa.

Les dejo un nostalgioso ensayo sobre la nostalgia y otros menésteres que nos mantienen firmes al pie del sueño (sin caer en él), como debe ser.

Abrazos-lluvia

 
At 3:26 p. m., Blogger Marco dijo...

plop!
Que "textango"!!! comadrita es bellísimo, me identifico 100%, yo quería escribir eso che, te me adelantaste.
Un beso.

 
At 6:26 a. m., Blogger utópico dijo...

Que bueno que leí esto, ya mismo escribo sobre la nostalgia (para variar… jajaja) y bueno, es lindo tener esas soledades habitadas, llenas de poemas y canciones que implacables arremeten contra vos, y te acorralan, empujan, golpean, y luego te llenan de besos que no puedes dar, de abrazos a la nada, de momentos que compartes con la presente ausencia de ese otro…. En fin, amiga, le diste con martillito de palabras, a los clavos de melancolía que pululan por mi cuerpo…. Saludos!!

 
At 11:20 a. m., Blogger La Vero Vero dijo...

A seguir llorando. Hasta la sangre o el alma, lo que ruede primero por las mejillas. Bua

SAUDADE - Clarible Alegría

Quisiera creer
que te veré otra vez
que nuestro amor
florecerá de nuevo
quizá seas un átomo de luz
quizá apenas existan tus cenizas
quizá vuelvas
y yo seré cenizas
un átomo de luz
o estaré lejana.

No volverá a repetirse
nuestro amor.

 
At 6:06 a. m., Blogger barb michelen dijo...

Hello I just entered before I have to leave to the airport, it's been very nice to meet you, if you want here is the site I told you about where I type some stuff and make good money (I work from home): here it is

 
At 2:30 p. m., Anonymous Luis dijo...

Habitante de la nostalgia, cuando vas a nostalgiar aldo de aquellos momentos tan hermosos que guardamos del 2005, ha pasado tanto. Me identifico con lo que escribiste, verito, pero en mi caso tengo recuerdos no del recuerdo como dices sino de quien esta recordando.......

 
At 9:27 p. m., Blogger S-Siro dijo...

pin, me has dejado un sabor a deja-vu , juraria haberte leido (al menos una parte) eso antes... sera que si lo lei? será melón, sera sandía?... no culpes a la noche, no culpes a la lluvia.

con tanta filosofia a cuestas te dejo por hoy, solo porque hoy no extraño paris, ni siquiera por casualidad.

besote

 
At 5:17 p. m., Blogger La Vero Vero dijo...

Marquito: Gracias compadrito, viniendo de vos es un buen halago. Yo también ya llevaba mucho tiempo con eso dentro, al fin salió. Otro beso y abrazo.

Utópico: Terminar de hablar contigo en una de esas inagotables noches, logró derramar este sentir. Hay que seguir cultivando nuestras nostalgiosas nostalgias, es preciso para seguir viviendo (y no de forma lineal) sino por todas las rutas y caminos posibles. A seguir martillándonos. Abrazote.

Vero Vero: !!sos una zorra!! Pinche poema. Me odio

Lui: Dirían los maestros: si el poeta eres vos. Beso

(Com)pinche: Comprobado. Mi desmemoria es contagiosa y ya tienes el virus en vos, jé! Yo si extraño Paris, Paris, Lisboa, Santiago y hasta tu Lima, jé! Nosltagia de mi misma, por último.

 

Publicar un comentario

<< Home