viernes, junio 09, 2006

Noches de Cine [OPN]


Stalingrado.-

La película es alemana, dirigida por Joseph Vilsmaier (es antiquísima, pero recién la vi) y cuenta la historia de un grupo de soldados alemanes que pensaban que la guerra estaba por terminar y que lograría volver vivos a sus hogares, sin embargo son enviados a Stalingrado y bue…a partir de eso es una película de guerra más, lo raro (lo que me pareció raro) es el enfoque que hacen en esta película de los alemanes, sin embargo habrá que verla. No me gustan las películas de la guerra, pero por algún extraño motivo no puedo dejar de verlas (me pasa lo mismo con las de terror y peor con la de terror chino) y, a la vez, sufrirlas, así que en este comentario me quedo falta de palabras, simplemente por eso.

Sophie Scholl.-

Alemana también, dirigida por Marc Rothemund, expone en la pantalla la historia de una joven (21 años o 22 creo) que desafía el poder nazi y que pertenece a un pequeño grupo de idealistas que tratan –con formas pacíficas- de derrocar el sistema nazi, ella y su hermano terminan siendo “injustamente” (digo injustamente, porque dudo que la justicia haya existido en esa época, pero namás pa poner un parámetro) enjuiciados por un “pequeño delito” (digo pequeño porque era el régimen nazi el que los tipificaba) pero ellos mantienen su palabra hasta el final, es medio cansina la película pero vale la pena llegar al final, buena actuación la de Julia Jentsch (Sophie) y eso…no hay tanta violencia pero es imposible dejar de darse cuenta que eso es la guerra: esa guerra.

La Caída.-

Alemana también, dirigida por Oliver Hirschbiegel, trata de los últimos días de Hitler, la portada trae esta sentencia de él “Si la guerra esta perdida, no me importa que mi pueblo sufra, no derramaré una sola lágrima por él, no merece nada mejor” (…) la actuación es buena, el tipo que sale representando a Hitler (Bruno Ganz) se ve casi tan hijo´e puta como el mismísimo. Eso sí, es tristísima, pero no se podía esperar menos de un intento de close up que se hace al señor de las tinieblas mundiales. Al final termina con una sentencia interesante (que me hizo valorar haber visto antes Sophie Scoll). La secretaría de Hitler comienza la película diciendo que era joven que no sabía lo que hacía (muy arrepentida la pobre) y al final recuerda que ella cuando empezó a servir al régimen nazista tenía 21 o 22 años, como Sophie Scoll.

** Se preguntarán porque ví tres películas de la segunda guerra mundial – alemanas todas- en tan corto tiempo, es pura casualidad.

Capote.-

Ay señor, que película. Gringa. Una por curiosidad nomás quería saber de Truman Capote, lo único bueno (una vez más) la actuación. LO ÚNICO. Trata de como Capote escribió su gran obra gran a partir de un asesinato múltiple, mala la película, mal tipo el Capote, malos tipos los asesinos, todo malo y no te deja absolutamente nada. Así que parafraseo nomás a mi amigo que me dijo “Y todavía confías en las películas gringas?” Para que vean lo incauta que soy.

Yo, Puta.-

No. No es una declaración, es una película, es más! Es un libro de Isabel Pisano (Uruguaya) aunque la obra es Española. Es una suerte de documental de la vida de las prostitutas, más que todo en España. Hay de todo: Putas, putos, gigolos, reputas, actores porno, chulos, proxenetas. Bien la película, maneja un estilo documental – narrativo interesante, y el manejo de escenas es también buenísimo, la película vuela de lo bien hecha que esta y deja un sabor de libertad/apresamiento social y personal, vale la pena.