martes, julio 11, 2006

Constituyente vs. Mundial



Frío de julio en la punta de los dedos de los pies, bolero futbolero en la computadora. Susurra: Todo score es volteable. Pienso: parece ser cierto, memoria (de corto plazo). Últimos dos domingos. Veamos:

Hubieron/hubimos quienes antes del 2 de julio lamentábamos un score como este: Constituyente 0 – Mundial 1. Sin embargo (y sobre el tiempo de alargue) la victoria masista consolido un gol anunciado, que todo buen “sangre azul” festejo en sus silencios.

Aunque algunos políticos (monolíticos) y analistas (fatalistas) se resistan y adopten una oxidada actitud bulímica -tragarse todo para vomitarlo- respecto a los resultados. Aunque se empeñen en hacernos creer que la realidad es la verdad. El gol fue dicho, el ganador: el cambio.

Por otro lado, en la misma última semana se vio decaer la razón primitiva del juego de millones -no de dólares-: el corazón. Mientras por estas coordenadas no dejaba de doler el latinoamericano que todos llevamos dentro y los ojos fatigados de millones seguían una final más, que no todos hubiéramos querido ver.

Pienso luego de la resaca futbolera/electoral y concluyo: los resultados no mienten. Constituyente 1 – Mundial 0.

Sin embargo, esta claro que todo score es susceptible a un cambio, en cualquier minuto, lo cuál solo nos demanda mas corazón sobre la pelota y sobre la conciencia.

4 Comentarios:

At 12:55 p. m., Anonymous Luis dijo...

Que score mas se podía esperar...mi queridísima sangre azul.

 
At 2:04 p. m., Blogger Vero Vero dijo...

Otra vez somos MAS mon cher ami. :)

 
At 3:37 p. m., Blogger cheqa dijo...

la cheqa también analizó los "scores" (puto inglés no sé cómo se escribe!!), así que le invito a visitarme...

 
At 7:08 p. m., Blogger Vero Vero dijo...

Me doy la vueltita inmediatamente :D

 

Publicar un comentario

<< Home