jueves, agosto 24, 2006

De la nostalegría de un encuentro

"Volví! estuve un tiempo exiliada en la felicidad y dejé este espacio olvidado. Prometo no ausentarme más por períodos tan largos. Quería hacer esta entrada en honor a la "Tropa Cósmica" un grupo de locos, amantes de la vida. Grupo al que pertenezco hace 6 años y que es piedra angular de lo que soy y sigo siendo cada día. Acá una carta de agradecimiento que escribí volviendo del 10° encuentro de la Tropa Cósmica: Argentina 2006"




Hace unos dìas he regresado a la chatura de la cotidianidad (como dìria mi amiga Teresa) y mirando hacia atràs no he dejado de pensar y repensar en cada uno de los instantes en los que nos enfrascamos como tropa al calor de una guitarra, de un abrazo, de un cafè, de un matè, de un vino, de una pizza.

Pero tampoco he podido separarme de mis momentos personales, contigo o contigo...con cada uno de ustedes, las palabras bajito, los còdigos corporales, los guiños de ojo, los chistes sin mencionarlo, las sonrisas...cada abrazo y cada beso.

Desde el 2004 que me he permitido separarme de mis dìas, de mi vida y permitirme cometer una locura al año (cuando tengo suerte hasta dos) y hacer las cosas sin pensar, sin preveer, sin reprochar. Y reivindicar cada agosto mi derecho al delirio, mi derecho al exilio de una realidad que se roba la magia a cada paso.

Y ahorita todo se ha quedado aferrado a islitas de recuerdos en mi mente, recuerdos que trato de hacer mas fuertes a lo largo y ancho, cerrando los ojos en el taxi, al caminar, antes de dormir...y sorprendiendome a mi misma sonriendo sin prejuicios, sin màscaras, sin preludios, solo con la frescura de un recuerdo.

O cantando! o contando...y revive la niña de ayer, la que se rehusaba a cometer locuras. La que hace poco se habìa peleado con el amor. La mujer sonrisa, que hace poco se habìa declarado làgrima fàcil. La que se tomaba la vida como venìa, a sorbitos. La que se bancaba los sìndromes de abstinencia. La Vero Vero cuya alma se habìa perdido en la carretera.

Y aer...en medio del último día del encuentro de la tropabol, miré al espejo a una Vero Vero feliz, cantando...sonriendo, que se había ganado la vida en este eterno mes...y recuerdo a Ferreira cuando dice: La felicidad no es lo que nos pasa, sino lo que pasa en nosotros por ese pasar.

Y veo que ese pasar (el encuentro) ha tatuado en mi alma y mi mente, el recuerdo y la certeza de que la gente aún es abrazable, besable, querible, amable, y que me encuentro en el lugar donde pertenezco. Gracias por eso y por todo.

Su Vero Vero

7 Comentarios:

At 2:28 p. m., Anonymous Luis dijo...

Con algo deberás pagar esta ausencia, café? vino? abrazo? tu tiempo? o tal vez una canción. Te extraño viajerita.

 
At 2:28 p. m., Anonymous Luis dijo...

Con algo deberás pagar esta ausencia, café? vino? abrazo? tu tiempo? o tal vez una canción. Te extraño viajerita.

 
At 3:21 p. m., Anonymous Vero Vero dijo...

Abrazo y vino suenan bien. Yo no me extraño jejeje ah bue...pero a ti si..Besito

 
At 2:51 p. m., Blogger Lei dijo...

Stratto....

Hermosa la carta. Espero que, a la luz de el tiempo y a la par de las distancias podamos volver a vernos, una noche de 31, o de 26, o de luna llena, o de lo que sea.

Te "sigo siguiendo" en el remolino de electrones....

 
At 6:33 p. m., Blogger Vero Vero dijo...

Ay strato

Es que ya como lo explico...fuí tan feliz y tu sabes a que felicidades me refiero, tu mejor que nadie...

Siempre habrá una noche de treinta y uno para nosotros, una sombra de árbol y algunas lágrimas, y luego vino y cigarros. Miel y Hierbabuena :)

Te abrazo siempre

 
At 7:00 p. m., Blogger cheqa dijo...

con un poco de amor sobrevivo...y con tantita tropa también! :)

qué bueno que todo salió hermoso mientras tanto sueño con el día en que volvamos a darnos un abrazo lleno de cariño!

 
At 10:45 a. m., Blogger Vero Vero dijo...

Mezclesé un poquito de Poesía, Música, muchos soñadores, Hágase tropa y sobreviva. En esto que shaman mundo. Y pues si, el sueño se hizó a mano y sin permiso, pero falto usté!

 

Publicar un comentario

<< Home