jueves, marzo 15, 2007

La era esta pariendo un corazón - Una crónica

Y sucedió. Silvio lo creyó en 1968 y lo afirmaba el 2007. Quiénes lo conocemos sabemos que el no cantaría una canción “de a gratis”, lo cuál hizo más gratificante aún escuchar, en su propia voz, decirle al cono sur que: “La era esta pariendo un corazón”.


Un nuevo abrazo tropero – El viaje y la gritarreada

Partimos el lunes 19 de febrero, mis compañeros de viaje: Claudia Daza, Cristhian Benítez, Mario Ramírez y Daniel Mattos. Tanto el Dani como yo llegaríamos medio resfriados y quemados, luego de haber pasado el fin de semana en Oruro. No importarían mucho las ojeras o el cansancio, pues ni bien llegando a El Alto ya habríamos planificado la próxima película que harían los chicos de Negro y Blanco: un thriller acerca del pepino asesino; esto luego de ver a un muñeco vestido de pepino ahorcado en una gasolinera, con tanta tintes de justicia comunitaria en los diarios no pudimos evitar preguntarnos: ¿Será una advertencia acerca de lo que se les hace a los pepinos pandilleros borrachines en carnavales?.

Las risas abundaron durante todo el viaje, las historias carnavaleras, los amores, las cervezas, las tonadas. Llegamos a Puno (y si algunos creen que La Paz es un pañuelo, créanme, el mundo lo es) así vimos subir al bus a Lauren y a Johan de Venezuela, viajamos juntos hasta Lima, comimos choclo con queso, vimos 5 o más películas (entre ellas estrenos como Babel), dormimos, seguimos charlando, cantando Silvio, emocionados por lo que nos esperaba. Para Claudia, Dani y Lauren sería la primera vez que lo verían y si bien el resto ya lo habíamos visto, nunca son suficientes las veces para verlo; ese momento ninguno sabía lo que nos esperaba. Siro nos espero en la Terminal, abrazos, maletas, taxi, cigarros, llegamos a la casa de Siro donde nos quedaríamos casi todos. Los Negro y Blanco se fueron con Claudia a la casa de Piero Montaldo (un cantautor peruano). Descansar y bañarnos, pero al rato ganas de ver más tropa, que si habían llegado, que donde estaban.













La gente empieza a llamar, quedamos en la noche, en la casa de Siro, una guitarreada tranquis. Llegaron gentes y abrazos, conocer y reconocer a la gente, los ecuatorianos que llegaron por montones, abrazo a la Vane y conocer a Lenin, a todos los nuevos troperos ecuatorianos. Llegaron los peruanos que conocía: Martín, Julio Alvaro, Piero, Guille; las que no conocía: Denise, Natalie y la sorpresa desde Cuba: nuestro Carlitos León (a quién Silvio denominaría el trovador inédito, días después). Más abrazos, cervezas, piscos, aquella noche no fue una guitarreada, fue una gritarreada y apenas era la primera noche.

La tropa espera a Silvio – Ya llegamos todos

El miércoles llegaría el resto de la tropa boliviana: Sergio Antezana y Vero Delgadillo, quedaríamos con el resto de ir a comer cosas de mar, jalea y esos bichitos, llegamos y ya estaban ahí nuevos rostros por abrazar: Oscar, Myriam. Luego de una ronda de interesantes conversaciones y ocurrencias de Carlitos León por un lado y de chistes auspiciados por el Dani en el otro, terminamos –quizás sin darnos cuenta- tragando groseras cantidades de bichos de mar; al Dani y a mi nos daría alergia (no sabemos si a los bichos o al smog) poco a poco la Vero Vero empezaría a perder la voz. Todos esa noche queríamos cuidarnos un poco, pues al día siguiente Silvio nos merecía en las mejores condiciones; extrañamente Myriam no fue a la descarga de la noche anterior y no pensaba ir a la de esa noche porque quería cuidar la voz, supusimos todos que habría concierto de ella pronto.



Así, entre paseos y más cervezas, cigarros y cantos decidiríamos ir en la noche a Barranco a conocer ese barrio (los que no lo conocían) y a tomar una cervecita. Nos encontramos con algunos troperos, otro grato encuentro: mi querida Giova Larco, con la última vez que nos habíamos visto había sido en Panamá (¡) en extrañas situaciones; otro abrazo y más conversaciones. Aquella noche con los ecuatorianos acerca de los modismos de todos los países: Perú, Ecuador, Bolivia. La cuota de humor la pondría el Marito Ramírez al imitarnos tan bien a los paceños (a los paceeeeeeeeeeeeños) , después de demasiadas risas y algunas cervezas nos iríamos a dormir para el día siguiente ver a Silvio.

Perú ha esperado por años el regreso de Silvio – La magia de ser tropero

Los días en la casa de Siro son asunto aparte, el despertar (o que te despierten) entre risas, desayunar juntos. Recuerdo bien despertar cada mañana y escucharlo al Dani y al Johan cantar Silvio, desde la más complicada hasta la más difícil, todo el día en la casa sonaba Silvio, todo el día en todo lado reíamos.

Nos fuimos a almorzar y a comprar algunas cosas que nos faltaban, entre eso nos damos cuenta de que a ningún genio de la tropa boliviana se le ocurrió llevar una bandera de Bolivia, así que fuimos a hacer una bandera, después de tanto correteo en medio del calor, lograríamos hacer dos. Cansados, volveríamos a la casa a alistarnos, pues toda la tropa debía encontrarse ahí para ir juntos al Jockey.


Seis de la tarde y la gente empieza a llegar, más abrazos con la gente que no habíamos visto, puros nervios, empezamos a tomar taxis, no sin antes brindar por lo que nos esperaba, con un vinito. Llegamos al Jockey, había tropa por todo lado, más abrazos postergados: Gis (mi hermana halcona), mi Jorgis, Patty, los Berolatti, el Marquitos, mi Kike, Lina. Entramos con el Dani y nuestra banderita, nos dimos cuenta de que estábamos súper cerca, llegaron dos personas a nuestro lado: Lauren y Johan estaban ahí merito. Era al aire libre, que lindo, podríamos fumar un cigarrito y escuchar a Silvio en vivo. ¿Qué más se puede pedir? Empieza el concierto. El orden de las canciones fue el siguiente.

  1. El escaramujo
  2. En el claro de la luna
  3. El papalote
  4. Judith
  5. Sinhué
  6. El día en que voy a partir
  7. Son desangrado
  8. La era esta pariendo un corazón
  9. Canción del elegido
  10. El colibrí
  11. De la ausencia y de ti
  12. Ángel para un final
  13. Gaviota
  14. Días y flores
  15. Pequeña serenata diurna
  16. El necio
  17. Óleo de una mujer con sombrero
  18. Quién fuera
  19. La maza
  20. Menos mal
  21. Ojalá
  22. Casiopea
  23. Playa Girón
  24. Te doy una canción
  25. La canción de la trova

Quiénes lo conocen y lo siguen comprenderán que en realidad el concierto se debería haber llamado: “Todas las canciones que usted jamás pensó escuchar en la voz de Silvio”. Y es que era maravilloso, yo recuerdo (entre las pocas cosas que recuerdo, fue más bien onírico el momento) que Silvio empezaba con una nota y yo le decía al Dani: Canción del Elegido, yaaaaaaaaaa! Y al rato empezaba Silvio: siempre que se hace una historia… O recuerdo decirle al oído, de la ausencia y de ti, yuuuuuuuu! Te imaginas si fuera? y Silvio otra vez: ahora solo me queda buscarme de amante…

Pero la emoción no terminaría ahí, yo, en lo personal. Reventaría en sueños y en esperanzas y la primera lágrima-sonrisa brotaría al oír de la voz del mismo Silvio decirnos: LA ERA ESTA PARIENDO UN CORAZÓN, NO PUEDE MÁS SE MUERE DE DOLOR Y HAY QUE ACUDIR CORRIENDO PUES SE CAE EL PORVENIR. POR CUALQUIER HOMBRE DEL MUNDO, POR CUALQUIER CASA. Luego vendrían más lágrimas, la dulzura de Judith, El día en que voy a partir (mi favorita), el sabor y dureza del Son desangrado, la memoria de la canción del Elegido, la nostalgia de la Ausencia y de ti, la bala de la Gaviota, la entereza inigualable (y su rabia) del Días y Flores, la brevedad y certeza de la Pequeña serenata diurna, el Edgar y El necio, Chagall y la tetralogía en el Óleo de una mujer con sombrero, la canción que suena en colegio con Quién fuera, la percusión y fuerza de La Maza, la emblemática Ojalá, la ternura de Casiopea, la historia de Playa Girón, Silvio de antes y Silvio de ahora. Silvio de siempre en La canción de la trova (aunque las cosas cambien de color, no importa, pasa el tiempo. Si, pasa el tiempo)

Las sorpresas no solo estuvieron en las canciones, en pleno concierto Silvio agradeció a la gente que vino de muy lejos y no pudo menos que divisar nuestras banderas y saludar a Bolivia (ahí explotaríamos en gritos); luego, Silvio haría un paréntesis e invitaría al escenario a una Myriam Quiñones (a nuestra Myriam) nerviosísima, encantada/encantadora que saludaría a la tropa cósmica (ahí todos volveríamos a romper en gritos). Myriam cantó una de Chabuca Granda, una de César Vallejo (musicalizada por Noel Nicola) y para rematar Eva, de Silvio. Para terminar las sorpresas Silvio recitaría “Halt!” de Luís Rogelio Nogueras. Grande Silvio. Lo hicimos salir como 4 veces más, no nos cansábamos de gritar, Silvio se había dado completo en Lima. El público limeño y los extranjeros que fuimos estábamos infinitamente agradecidos.

Al salir emociones, abrazos, comentarios, sonrisas. Todos a la casa de Giova Larco. Tuvimos que tomar combis (minibuses) para llegar hasta ahí, había un montón de trovadores y guitarristas: Myriam, Pablo (Argentina), Piero, Marcos y Américo (Arequipa), Johan (Venezuela), los chamos (Perú y Venezuela), Sergio, Negro y Blanco y el Dani (Bolivia), Carlitos León (Cuba) y muchos más que seguro olvido. Cantamos como hasta las 8 de la mañana, estábamos tan felices.



Bolivia necesita mar (urgente) – Concierto Sin líneas en el mapa.

Al día siguiente aún de chaqui (más emocional que todo) nos embarcamos a la playa, nos encontraríamos ahí con Natalie, Myriam, Gise y Lina, llegaríamos al mar con Dani, Claudia Mendieta (nuestra hermana boliviana adoptada), Claudia Daza, Siro, Lauren, Johan, Sergio, Vero y la Vero Vero. Nos revolcaríamos en el mar como niños, algunas serían ofendidas por este monstruo de sal que a tantos poetas inspira, así la mayoría de las chicas (yo no jeje) nos mostrarían escenas entre graciosas y trágicas que nos harían entender que Bolivia necesita mar y urgente. Con el Dani jugaríamos a ser pajaritos en el mar y nos sumergiríamos en las olas una y otra vez, nos divertimos mucho.

Volvimos en la noche a la ciudad pues debíamos ir al concierto de los Sin líneas en el mapa (Eulogio y Luz) -como habrán leído hasta ahora ya iba una noche que no dormía ni un minuto- así que la mitad de la casa se quedaría a dormir; mi compinche Dani y yo JAMÁS! Así que luego de bañarnos y vestirnos partiríamos al concierto, un vinito, la luz baja, algo de tropa, oír a los Chamos y a Carlitos León. Luego, decidiríamos irnos a casa de Gis, la guitarreada con la luz baja, música argentina: tangos, Sui Generis, algo de Silvio; las risas -que a pesar del cansancio- no se acababan nunca, un roncito y se harían como las 5 de la mañana, el cuerpo demandaría algunos minutos de descanso. Volvimos a la casa, casi casi entre sueños. Acaso todo esto era real? Había demasiado amor en el aire.

Silvio quiero abrazarte tanto – Concierto Negro y Blanco

La rutina de todas las mañanas, desayunar, reír, tocar la guitarra, recordar el concierto, reír y reír y reír madrugadas sin ir a dormir. Terminamos de almorzar y luego de pasear por Lima nos veríamos en el Satchmo, hasta ese entonces era un rumor, en realidad pocos creíamos que podía pasar. Entramos y nos ofrecieron unos bocaditos y un refresco, hacía mucho calor, conversábamos y de repente Myriam nos dice: Silvio está llegando.

Y Silvio llegó. Yo lo había visto en Cuba el 2005 (así de cerquita digo, no?) ahora traía bigote, no podíamos creerlo, estábamos a menos de 5 metros de él, nos sentamos, empieza Myriam. Agradece a Silvio la disposición, presenta a los cantautores, abrazos van, agradecimientos (gracias Silvio), fotos, filmaciones.

Luego los troperos. Uno por uno. Silvio nos espero como 3 horas más o menos. Llegó nuestro turno, yo estaba feliz por el Dani, el Dani estaba nervioso, muy a su estilo le arrancó una risa a Silvio, le regaló el disco del Tigro. Mi turno, no recuerdo bien que dije, pero fue algo como: Silvio, soy Vero Vero y vengo de Bolivia, ya te había visto en concierto en Argentina el 2005 pero quiero agradecerte por este concierto en especial. Pero por sobretodo por haber tocado la “Era está pariendo un corazón” es importante que tú, después de tantos años y con todo lo que pasa en mi país y en todo el cono sur, nos digas que la “Era está pariendo un corazón” porque es la verdad. Gracias. Y regalarte además esta bandera en nombre de muchos bolivianos que siempre te esperamos.

Silvio revisó la bandera con gusto, no permitía que tocará el suelo, me abrazó y me dijo al oído: gracias a ti. Fotos, sonrisas, le dije a la tropabol que se acercará nos tomamos una foto con él. La reunión siguió un rato más, Silvio muy amable y paciente escuchó uno a uno, abrazó uno a uno. Puedo decirle a la gente que dice que Silvio está viejo o que es apático, que se equivocan. Silvio sigue siendo Silvio. Y si bien yo no soy una Silviófila -como varios que conozco- puedo decir que a ese hombre –y más desde Lima- lo respeto. Y si, en varios sentidos, me ha ayudado a ser una mujer mejor.













Bueno, alegría total. Salimos corriendo al concierto de los Negro y Blanco, otro concierto hermoso, los Negro y Blanco gustan mucho, pero mucho en Lima. Disfrutamos de mucha energía, las canciones que conocemos, público repleto, sonrisas. De ahí a la casa de Marce, la despedida: el reventón.

Lo especial de aquella descarga fue la presencia de los Silvio a la Carta que con todos sus instrumentos (flauta, bombo, guitarras y otros) empezaron a tocar Silvio a más no poder, bailamos, cantamos sonreímos. Ese día fué el cumpleaños del hermoso del Billy, mi regalo de este encuentro. Bailamos desde huayños peruanos, hasta ritmos bolivianos, la música no acababa, los brindis. Una pequeña ronda entre los que fuimos compañeros de viaje tantos días, todos los bolivianos y algunos peruanos, las alegrías, los sentimientos, lo hermoso de este sueño. Salud!


Inventario de sentimientos – Hasta siempre Lima.

El viaje de vuelta fue más bien cansado, debíamos dormir, eso no impidió que de rato en rato el Dani nos hiciera reír, llegamos a La Paz.

La tropa, esa locura colectiva, llena de soñadores y utópicos, de magas y hechiceros, de locos o terriblemente cuerdos (como dice el Billy), de sonreidores de profesión y de fabricadores de sueños, de amigos y hermanos. Es, hoy, mi hogar.

Silvio, aquél con el que varias veces he sido critica, es el mismo (con sus comprensibles distancias) muchacho joven que cree en la revolución y que muchas veces aporta a ella (ahora, desde su crítica). Ese muchacho, que cuando yo era muchacha cambió mi vida y me dirigió a casi todo lo que creo, todo por lo que apuesto y por lo que hoy muero. Silvio, te queremos, y es en serio.

Y yo, entiendo –quizás más que cualquier momento- que soy la misma caraluna de siempre. Como alguna vez me describí a mi misma y hoy, gracias a esos días en Lima y a Silvio, se que no mentía.


A pesar de los mares abiertos,

las montañas quebradas

y los ríos hundidos.



De la muerte muerta,

de la lágrima llorando.


Y aunque a veces lo olvide

-o lo niegue-



Parece que siempre soy la misma caraluna

que mastica los sueños

y se bebe la utopía.



La misma mujer-esperanza

que se quema cada día

de tanto vivir la vida


19 Comentarios:

At 1:59 p. m., Blogger CAPSULA DEL TIEMPO dijo...

Inolvidable experiencia y lindas fotos!!! buena crónica Vero Vero.

 
At 3:53 p. m., Blogger Ergar dijo...

Al final, tuve nomás que leerte.
Que se le va a hacer, todavía no se me pasa la envidia.
Quizás luego de esto, ya disminuya, pues he podido respirar el miniencuentro, aunque sea un poquito.
GRacias che.

 
At 10:09 a. m., Blogger Lijia dijo...

Topito, ay! madre querida, què lindo fue leer esta crònica.

Y si,"La era esta pariendo un corazon".

 
At 10:39 a. m., Blogger CLARITSs dijo...

a mi se me paso un poquito la envidia... lo pasaron bien, me alegro un monton por eso, linda cronica :)

 
At 12:47 p. m., Anonymous cheqa dijo...

con el corazón resonante y el alma desbordada de emoción, leo estas palabras que son como haberlas escrito yo también!

fue maravilloso vero, ciertamente único! gracias por compartir partecita del sueño conmigo!

abrazo tropero desde mi cheqa...

 
At 3:48 p. m., Blogger Sakura dijo...

Qué hermosa experiencia!!! y muy bien relatada pior nuestra Vero Vero!!!

Muchos abrazos... =)

 
At 9:03 p. m., Blogger Diego dijo...

Impresionante!!! al leer las canciones que Silvio tocó, tuve que morderme los labios de la bronca por no poder haber estado ahi.
Sentir el poder de Dias y Flores, el romanticismo de Judith, o a ese Necio, todo un himno para mi.
Como esa suave brisa que fluye desde el mar, purgando los malos sentimientos, forjando corazones revolucionarios. Como olas hacia las rocas, que horadan contra natura y se llevan consigo arena con forma de latidos. Como sangre que fluye por las venas de la tierra, con mensaje de paz y de liberacion del alma, para darle al fin un respiro, prolongar su vida, dar amor. Asi es como siento la musica de Silvio.
Verlo en vivo, todo un lujo, todo un placer, todo un compromiso.
Gracias por haber hecho presencia por esta parte del continente, ante los ojos del mas grande cantautor de latinoamerica.

 
At 12:22 a. m., Blogger Estido dijo...

Compañera, sólo te puedo decir, como buen cholo envidioso: “Al cabo que ni quería”.
Un abrazote.

 
At 1:37 p. m., Anonymous buenaventuras dijo...

Qué linda crónica, casi se me cae un lagrimela de los bellos recuerdos...

 
At 8:55 p. m., Blogger Vero Vero dijo...

Vania: Si no? otra cosa es con fotos, y eso que yo no lleve cámara! Y las que me deben aún :P

Chato: Papeeeeeeto, pero nuestro abril de hace dos años tuvo también su magia pues, tampoco sea tan quejón che! Además tanto te hemos pensado, todo ya también quieres. :P

Lijia: Esta pues pariendo. Ha sido la neta escucharlo al Silvio decir eso. Como estuvo el regreso, las semanitas que te has perdido che! y los conciertos bellos igual, te extrañamos.

Clarex: Esa es la actitud!

Vane: Fué genial abrazarte, eso debe ser crónica aparte.

Ceci: Hermana ya me han adoptado! que maravilla! jeje, aunque creo que nosotros te hemos adoptado primero. Repito: No son mis amigos, no los conozco.

Diego: Pucha no me agradezcas pues, si por mi fuera me hubiera llevado a tanta gente para allá. Fué realmente maravilloso. Que lindo como sientes al buen Silvio.

Willy: Yo si quería!!!!!!! (de que estamos hablando?) jajajaja. Un abrazo, compañero.

Tocasha: Una lagrimela? Tiene algo que ver con una Diamela? cuidado nos demande ya sabes quién. Ahora en serio, es que las letras han salido del corazón nomás, por eso a ratos son medio cantinflescas. Oye y las fotos cuando! Una quemadita pues :)

 
At 10:47 a. m., Blogger Sakura dijo...

jajajaja... ahora me vengoa desayunar que había estado en adopción!!!! jajajajajaja

Bueno, lo tomaré por el lado amable... =)

Y cómo que no son tus amigos?, tendremos que charlar largo y tendido. URGENTE UNA REUNION!!!

Saludos y muchos besos ... =)

 
At 3:27 p. m., Blogger S-Siro dijo...

puff, ha pasado ya un mes de esa semana no?... todavia no termino de aterrizar todo. Silvio, la tropa, la garganta destrozada por dos semanas...
gracias por haber estado aca y ser parte de esa semana inolvidable.
tqm wey

 
At 4:59 p. m., Anonymous Juliofer dijo...

Veritos inolvidable experiencia y dicha me imagino la que debes sentir, y que envidia la mia. Espero con ilusión algún día tambien llegar a alcanzar ese sueño vivido por ustedes

 
At 8:39 a. m., Anonymous cometa... dijo...

uhhhh k lindo che.. justo ahurita veo en you tube parte del conciertote!

una cosita...tropa cosmica bolivia?
yo kiero entrar, como se hace.. haber is me contas k ondas poorfaaa

 
At 8:49 a. m., Anonymous cometa.... dijo...

che.. y si hacemos k silvio venga?....y si no puede por la altura... como en pablo milanes con ambulancia y oxigeno a la mano

 
At 4:38 p. m., Blogger Vero Vero dijo...

Ceci: digo pues...has sido parte de esa locura indescriptible/colectiva, eso debe ser adopción nomás no? Si! Urgente una reuna, te esperamos el viernes o sábado en el ETNO pues :D a ver si gritamos como en el whipala jeje.

Siro: Ya un mes? YA!!!!!!!!!!! parece ayer que el viento soplaba mis negros cabellos jajajaja, ay Silvio, Silvio las cosas que has provocado. :)

Juliofer: Ucha primera vez que te veo por acá che. Bienvenue. Hay que animarse hermano, esta era la vez que el Silvio se ofreció tanto a la gira de este año, ojalá vuelva a pasar. Hay que soltar todo y largarse nomás cuando hay estas oportunidades. Un abrazo.

Cometa: Bienvenido o bienvenida también! A ver...me pones en aprietos. La tropa cósmica por definición es una lista de correos a nivel mundial de seguidores de Silvio, con el tiempo se ha vuelto de seguidores de trova en general, ayer cumplimos 11 añitos!! y pues cada país tiene su lista local, en nuestro caso la tropabol, como ves hacemos viajes, compartimos ideas, todo lo nuestro gira alrededor de la música denominada trova. Para entrar a tropabol: tropabol-subscribe@yahoogroups.com
Y para entrar a la lista grande no me acuerdo el link, pero en la tropabol te lo damos, y bueno eso es en definición. En la práctica es mi familia y un grupo de gente loca que cree que este mundo puede ser mejor. Lo de Silvio medio jodido, en todo caso le hicimos algunas insinuaciones de ese tipo allá, no respondió nada. Personalmente no creo que venga (que feo soné) pero de hecho hay (y todos los años han habido) varios intentos de traerlo y en aquello seguimos intentándolo, si algún día se da, por supuesto que te enterarás!

 
At 1:35 p. m., Anonymous Luis dijo...

buaaaaaaaa y encima nos lo cuentas, luego de que no me quisiste llevar y me dejaste en pleno carnaval jajajaja

 
At 7:04 p. m., Blogger Vero Vero dijo...

En pleno carnaval? Me cae que tu ya estabas en otro lado cuando te deje!!!!!! jajajaja mentira papito. Beso

 
At 2:32 p. m., Blogger DaGer dijo...

digamos que me gustó la crónica ya??? digamos nomás estoy diciendo che! qué pasa??? yuuUUU, no mentira... parece como si hubiese sido ayer no? o un año y medio quizás? (bah! parece q ya es muy tarde para opinar no? ya nadie me lee nadie nad n...)

 

Publicar un comentario

<< Home