jueves, septiembre 27, 2007

La culpa es de todos



¿Tiene usted la capacidad para imaginar que pasaría mañana si es que se decidiera juntar todos los televisores y demolerlos en la ciudad de La Paz? La verdad es que mi capacidad imaginativa se encuentra abrumada ante tal desafío. Imagino algo parecido a Springfield, niños inmolándose, adolescentes poniéndose delante de la maquinaria demoledora, adultos y señoras copetudas llorando cuál Magdalenas, los políticos rápidamente ideando formas de evitar la demolición (y de paso reclutar simpatías), todos enarbolando los derechos a la información, educación, comunicación y demás ones. Caos total.

Pero pueden estar todos tranquilos, los próximos meses no se demolerán los televisores paceños sucederá algo más trágico pero, por supuesto, a lo que daremos menos importancia. Sólo demuelen el Kusillo.

Inauguraron el Kusillo cuando yo tenía 12 años y fui allá en tres ocasiones, una en intermedio (con mi colegio) otra en la universidad (con mis amigos) y otra cuando trabajaba en un voluntariado con niñas (post universidad) y siempre prometía volver.

Los que me conocen saben que me adjudico el papel de “pasada de moda” o de “tradicionalista” y hoy siento más que nunca que es así, no sé, no tengo idea de si existen espacios interactivos tan educativos y entretenidos como el Kusillo en la actualidad y si existen desconozco si niños mocosos con madres de pollera –que se cruzan directo del Laikakota- disfrutan en él. No lo sé. Solo recuerdo el Kusillo que con su diversidad y su variedad era un patrimonio paceño y, mañana se cierra.

En nuestros años universitarios cuando pucho en mano reflexionábamos sobre las clases de comunicación y educación, nos sorprendíamos por la experiencia que representaba el Kusillo y decidimos ir a visitarlo con la Mariana y el Marce, ya en otra etapa, una más analítica. A la mierda con el análisis y la observación, nos pasamos una tarde entera conociendo(nos) con todas las posibilidades que nos brindaba el lugar. Juramos volver a ser niños cada vez que se pudiera, ser militantes firmes con los proyectos innovadores, apoyar iniciativas de educación y comunicación reales. Salimos de ahí creyendo en la comunicación, creyendo en la educación, creyendo que era posible ser distintos, que era posible aprender jugando, apagar la tele, encender la mente. Prometimos volver.

Nunca más lo hicimos.

Por eso, Mandy, es nuestra culpa.

Por no haber vuelto, es culpa de todos.

12 Comentarios:

At 1:12 p. m., Anonymous Ronaldo dijo...

Q webada...

 
At 2:01 p. m., Blogger CAPSULA DEL TIEMPO dijo...

Me muero!!!! cuando mis hijos eran más chiquitos y hasta hace unos dos años, la ida a La Paz implicaba una visita obligatoria al Kusillo.

Cierto, es culpà de todos los que no fuimos más. Qué estupidez.

 
At 2:31 p. m., Blogger CLARITSs dijo...

mmmm no se hasta donde sea la culpa de la gente, tal vez en algo, pero hay que tomar en cuenta quien es el director de la fundación quipus...el Peter McFarren, te aseguro que se embolsilla el 50% de todo lo que entra... ademas de creerse el salvador de bolivia, basta ver sus fotografias... en fin no renegaré mas... un abrazo a la distancia amigui!

 
At 8:02 a. m., Blogger Sakura dijo...

Qué huevada!!!! NOOOOOO!!!!

Era uno de los espacios característicos de La Paz y la Av. Del Ejército... quedará un vacío difícil de volverlo a llenar...

Pero lo que dice Clarita es muy cierto... por lo visto no le fue tan rentable el negocito.

Saludos y qué mala noticia nos trajiste...

 
At 8:12 a. m., Blogger checho dijo...

La consigna aqui y en todas partes es demoler lo q para nosotros es sagrado, pasa siempre en america a toda escala, desde el monte hasta el arbol de la esquina desde los templos de nuestroa antepasados hasta la casona cultural del barrio(algo de eso nos esta pasando a nosotros ahora)
Los hijos de puta no descansan nunca, nosotros si.
quiza vaya ese defecto a condenarnos siempre.

 
At 12:45 p. m., Blogger Estido dijo...

A mí no me metan en sus vainas, mi culpa no es, porque finalmente, fui una vez y no me dio la gana de volver nunca más y ese es mi derecho. No creo que la culpa pase por volver o no; en realidad, no creo que se deba buscar culpables, y mucho menos con acusaciones jodidas como la de la Claritss.
Hay que enfrentar el hecho: el Kusillo se cierra, entonces, ahora qué se puede hacer. Creo que lo que plantea la Alcaldía, la demolición, es una soberana boludez. Lo ideal sería hacer campaña para que don Juan del Granado revise su decisión y no se cometa la torpeza de demoler uno de los pocos (si no el único) espacios públicos de entretenimiento educativo de la ciudad.

Un abrazote, compañera infante.

 
At 9:21 p. m., Anonymous Luis dijo...

Si la culpa es tuya, te podrias haber despedido en alguna de las tantas tardes de domingo que te quice salvark de tus periodicos o vinos jeje.

Besotes

 
At 5:19 a. m., Blogger S-Siro dijo...

desconozco que es el kusillo :(

para La Habana... me voy con mi cancion para La Habana (8)...

cuidate che, no te portes tan mal en mi ausencia.

 
At 10:59 a. m., Blogger El Tentempie dijo...

bueno, no me siento muy culpable porque entendía que era un lugar principalmente para niños, pero si lo vuelven bar, ahí me tienen, mirá que eso debe tener un mirador de lujo, no? q no lo hagan pelota, que lo alquilen pa algo tipo pub/bar/live music, no?

 
At 7:59 a. m., Blogger david santos dijo...

Halo, mía amiga!
Yo estoy de acordo con tu trabajo.
No es demas recordalo.

Gracias y hasta siempre.

 
At 11:30 p. m., Blogger Lei dijo...

La culpa es de todos...

Hermana de mis distancias, que buen pretexto me das para escribir sobre tus letras. Aquellas que aunque no extraño, siempre me caen como agua fresca.

Te quiero...

(pd- yo no extraño lo que tengo cerca)

 
At 11:24 p. m., Blogger La Vero Vero dijo...

Ronaldo: Dije las mismas dos palabras tras leer la nota de prensa.

Vania: amiga...si pues una vaina, esperemos nomás que haya otro lugar donde lleves a tus dos ratitas.

Clarex: Si puede ser verdad todo lo que dices, pero eso no nos exime, aunque claro el que no quiera sentirse responsable que no lo haga, yo si me responsabilizo por no apoyar esas iniciativas de verdad. Pero bueno...un dato importante el que mencionas, aunque lo había sospechado anteriormente. No reniegues mameta.

Ceci: hermanaza, no ha sido rentable pues. Si de hecho cobraban poco, no sé en realidad cuanto se habrán logrado embolsillar los que podrían haberlo hecho, es más ni siquiera sé si lo hicieron. Un abrazo.

Checho: mmmmmm nada!!!!!! Eres un perdido!!!!!!!!!!!! Volvé a escribir pues, era súper reconfortante dar vueltas por tu blog. ¿Te gusta Jaime Roos? Que lindo dato. Un abrazo en tu retorno.

Willy: compañero jajajaja no seas Pilatos pues, no mentira. Suelo asumir culpas que a veces ni me pertenecen, pero creo que el texto hablaba por sí solo. Tu sientes que ejerciste tu derecho, yo siento que no ejercí un deber. Pa que veas que distinto miramos las cosas jeje. Debería comprarlo la alcaldía no? Un besote.

Lui: perdoooooooname pero al que me salve de mis vinos y periódicos, lo mato. :)

Siro: Todavía funciona esta compu, ves? escribe todas las letras...una a una....escribe por ejemplo...TE ODIO. :)

Sergrito: Yo sería la casera del bar seguro. Pero la neta es que el lugar era para todos, eso si lo firmo, insisto yo asumo mi culpa y bueno no puedo esperar que todos piensen como yo no? Sino el mundo sería perfecto y ves? No lo es!!!!!! jajajajaja Un abrazo.

David: Gracias y bienvenido por acá.

Tú: que llenas todo de alegría y juventud. ¿Se puede querer tanto? Ante tal tontería respondo: Se puede querer más aún. Gracias hermana, por ser y estar siempre. Por cuidar mis noches de 31 y siempre tener tu mano agarrando la mía en la sombra de cualquier árbol.

 

Publicar un comentario

<< Home