lunes, agosto 04, 2008

Quisiera

Un fin de semana más que me quedo con la sal en la boca y el tequila en el ombligo.

Dime, hermoso ¿cuándo vas a venir a beberme?.

Disculpa si desespero nuevamente es que, como dice Gerardo Alfonso,

quisiera que este canto y este amor dieran contigo.





Hace rato que no te escribo. Debe ser porque se me han diluído las noches y las mañanas y no me he dado cuenta de que el tiempo ha pasado, súbito, como es su estilo. Ya se acaba el año. Quisiera tanto verte y, últimamente, no he tenido mucho tiempo de construirte, me he aplicado entera a cada segundo de vida, he llorado y sentido como nunca, hasta me he agobiado de sentimientos ¿será posible que la intensidad aburra? Por supuesto, como la felicidad, como la tristeza. Ya vendrán nostalgias nuevas, desolaciones de rutina, nuevas puertas para el infierno. Este año parece que las he agotado todas. Dicen que el año tiene 365 días, sin embargo, siento haber transitado unos mil, en menos de una semana, que fue casi lo que está durando este año.


Cuantas cositas complejas, pequeñas me componen, componen nuestra historia. Dice mi amigo-autor que para las palabras difíciles la presencia siempre es inoportuna. Y me asusta que tenga razón. Cuando te veo solo sé hipar tonterías, sonrisas-tonterías. En cambio en tu omnipresente ausencia sé hacer magia, tengo el poder de lo imposible y la capacidad de cambiar el mundo. Lo que de alguna forma me consuela es que el primer paso de la realidad es la palabra, la palabra y su devenir historia. Con un poquito de esperanza, entonces, y mucha, mucha palabra puedo convertirte en real. En mi rostro de fuego de verdad, cuya compañía se constituya como guardián de mi soledad creadora, sólo así se puede caminar juntos.


Al final, para eso está el amor, para cuidar las soledades, para concurrirlas, no para habitarlas. Imagínate que te limitara (o me limitaras) tu/mi soledad creadora; irías gastando lo que tienes en unos años y cuando se acabe, poco tendrías para ofrecerme; la vida se habría acabado, la creación se hubiera mutilado y tan poco quedaría de ella que no sabría ni como recrearse, nos habríamos anulado mutuamente y, lo que es más terrible, en nombre del amor.


No he terminado de hilar esta idea que me ronda, de lo ideal de las soledades y la palabra. Había olvidado lo reconfortante que es escribirte, prometo aplicarme con más voluntad y menos excusas a esta tarea en el futuro; sin embargo, ahora, tengo otra excusa, no menor. La vida me espera. Voy a vivir, hay fantasmas que matar y tesoros por encontrar. Te dejo, como dice una amiga, un beso que sepa a beso.


Pd. La canción es de Gerardo Alfonso, pero me gusta más como lo canta Marcia y lo toca Ramón jeje, muy cubanos los troperos, bua (nostalgia incluída).

5 Comentarios:

At 12:20 p. m., Anonymous Anónimo dijo...

Brindo por ese espectacular tercer párrafo compañera, y sigue... siempre firme, lista para matar fantasmas. Al fin, el amor, también de eso se trata.

vera

 
At 2:20 p. m., Blogger NiNoSkA NoGaLeS dijo...

un beso que sepa a beso y un canto, un amor que dieran contigo...
este post me dejó ahi envuelta en mis distancias y lo pendiente...
un besito Vero y como dijo el Saenz: solo el amor salva!

 
At 1:59 p. m., Anonymous Ericka dijo...

que linda canción verito...

che, mamuchis dice que llegas a las alturas?????? me ha contado un pajarito cuando vienes? avisa pues te vamos a estar esperando....

te extrañamos un besito hermana

 
At 9:30 p. m., Blogger La Vero Vero dijo...

Vera: compañera querida, no hay que permitir, pues, que nos anquilose el amor. Sino para que !y en su nombre! y hay que aprender a matar fantasmas nomás, así esos fantasmas sean lo que alguna vez amaste...jodido...pero de eso, también, se trata. Abrazos!

Nino: no te quedes divagando en tus distancias, camina, o quedáte, pero ahi navegando no creo que sea opción ¿no? La pregunta, es necesario salvarse? ¿de qué? o ¿de quién? Saludotes miles.

Cucharilla: que pajarito más chismoso che...jeje, yo les pego una llamada llegando, besote.

 
At 6:42 a. m., Blogger S-Siro dijo...

a falta de amores, palabras que acompañen... no se, a mi me pasa...cuando tengo algo parecido al amor cerca las palabras se gastan en vivo que no quedan ganas (o tiempo) de dejarlas en papel (o en su version moderna de blog)

 

Publicar un comentario

<< Home